Guía de poemas latinoamericanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11741 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 23 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Colegio Saint Mary of the Hills
Bachillerato Internacional
Español A1
Polimodal 2 H y C
2009

Poetas modernos latinoamericanos

Jorge Luis Borges
Pablo Neruda
Oliverio Girondo
César Vallejo
Nicolás Guillén

JORGE LUIS BORGES[1]

Fundación mítica de Buenos Aires
(En Cuaderno San Martín. 1929).

¿Y fue por este río de sueñera y de barro
que las proasvinieron a fundarme la patria?
Irían a los tumbos los barquitos pintados
entre los camalotes de la corriente zaina.

Pensando bien la cosa, supondremos que el río
era azulejo entonces como oriundo del cielo
con su estrellita roja para marcar el sitio
en que ayunó Juan Díaz y los indios comieron.Lo cierto es que mil hombres y otros mil arribaron
por un mar que tenía cinco lunas de anchura
y aun estaba poblado de sirenas y endriagos
y de piedras imanes que enloquecen la brújula.

Prendieron unos ranchos trémulos en la costa,
durmieron extrañados. Dicen que en el Riachuelo,
pero son embelecosfraguados en la Boca.
Fue una manzana entera y en mi barrio: Palermo.

Una manzana entera pero en mitá del campo
expuesta a las auroras y lluvias y suestadas.
La manzana pareja que persiste en mi barrio:
Guatemala, Serrano, Paraguay, Gurruchaga.

Un almacén rosado como revés de naipe
brilló y enla trastienda conversaron un truco;
el almacén rosado floreció en un compadre,
ya patrón de esquina, ya resentido y duro.

El primer organito salvaba el horizonte
con su achacoso porte, su habanera y su gringo.
El corralón seguro ya opinaba YRIGOYEN,
algún piano mandaba tangos de Saborido.Una cigarrería sahumó como una rosa
el desierto. La tarde se había ahondado en ayeres,
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
La juzgo tan eterna como el agua y el aire.

Laberinto
(En Elogio de la sombra. 1969)No habrá nunca una puerta. Estás adentro
Y el alcázar abarca el universo
Y no tiene anverso ni reverso
Ni externo muro ni secreto centro.

No esperes que el rigor de tu camino
Que tercamente se bifurca en otro,
Que tercamente se bifurca en otro,
Tendrá fin. Es de hierro tudestino

Como tu juez. No aguardes la embestida
Del toro que es un hombre y cuya extraña
Forma plural da horror a la araña

De interminable piedra entretejida.
No existe. Nada esperes. Ni siquiera
En el negro crepúsculo la fiera.

El laberinto
(En Elogio de la sombra, 1969)

Zeus nopodría desatar las redes
de piedra que me cercan. He olvidado
los hombres que antes fui; sigo el odiado
camino de monótonas paredes
que es mi destino. Rectas galerías
que se curvan en círculos secretos
al cabo de los años. Parapetos
que ha agrietado la usura de los días.
Enel pálido polvo he descifrado
Rastros que temo. El aire me ha traído
En las cóncavas tardes un bramido
O el eco de un bramido desolado.
Sé que en la sombra hay Otro, cuya suerte
es fatigar las largas soledades
que tejen y destejen este Hades
y ansiar mi sangre y devorar mi muerte....
tracking img