Guerra d eindependencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2503 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reflexión sobre la construcción de la historia visual en la conmemoración del Centenario de la Guerra de Independencia.
Por Mila Chatranovich.

En 1910 se conmemoraban los cien años del inicio de la Independencia y fue el mejor momento de manifestar los logros del porfiriato, “paz y progreso”, no sólo a nivel nacional sino, sobre todo, hacia el exterior para mostrar cómo México se habíasituado en el contexto de las naciones civilizadas. Los festejos que debían envolver este acontecimiento eran de todo tipo: inauguraciones de edificios públicos y monumentos conmemorativos, congresos académicos, publicaciones especializadas, exposiciones artísticas e industriales, fiestas populares con demostraciones callejeras, arcos triunfales, desfiles históricos, carros alegóricos, etc.[1]
Paraperpetuar dichos eventos se dejó una amplia constancia visual y escrita, como la monumental Crónica Oficial del Centenario. Sin la reconstrucción de un pasado nacional fue un asunto que el Estado tomó en sus manos y que se manifestó de múltiples formas; una de ellas fue específicamente el fomento a la pintura artística de tema histórico.
Reconstruir dicho discurso histórico, a partir de un análisisreflexivo de las fuentes pictóricas nos permitirá recomponer las voces que dieron lugar a un sinnúmero de diálogos entre las políticas institucionales y los individuos. Analizar esas peculiaridades nos ayudaran a entender el proceso de conformación ideológica de la nacíon.
La pintura de hechos históricos fue uno de los instrumentos que los estados-nación decimonónicos emplearon con más éxito paraconstruir un imaginario sobre un pasado nacional en el que encontraron su razón de ser y la fuente de su legitimidad política. Se trata de un arte oficial controlado por el Estado tanto en su producción como en su comercialización y exhibición al público; de una pintura cuyos principales clientes (si no los únicos) fueron las instituciones oficiales (academias de bellas artes, museos y organismosgubernamentales) y cuya exhibición se llevó a cabo en espacios públicos controlados por el Estado (exposiciones nacionales de bellas artes, museos y edificios de gobierno). Todo ello configuró un ecosistema cultural que permitió a las cada vez más eficaces burocracias estatales controlar un discurso en imágenes que era un relato histórico y la prueba de la existencia de una nación intemporaljustificada por la propia presencia del relato.
El pintor decimonónico, sabedor de que sólo en el cultivo del género histórico podía cimentar su éxito como artista, se veía obligado a pintar cuadros de historia; el Estado, único cliente de este tipo de pintura (entre otras cosas por su formato, pues generalmente eran obras de gran tamaño cuyo despliegue resultaba muy difícil en ámbitos privados),sólo compraba aquellas que ilustraban su relato sobre la nación; en consecuencia, el pintor no tenía más opción que plasmar en sus telas aquellos episodios que sabía que el Estado aceptaría en las exposiciones nacionales de bellas artes y que muy probablemente premiaría o compraría. La mecánica de ese círculo permitió a los estados decimonónicos representar en imágenes la historia de una comunidadimaginada que sustentaba y legitimaba su propia existencia como entidad política autónoma y soberana. Todo ello con el consenso de unas élites políticas y culturales que consideraban no sólo legítima, sino deseable, la función de patronazgo estatal respecto a ese tipo de imágenes
La pintura de tema histórico se nos presenta así como una fuente privilegiada para reconstruir el relato sobre la naciónimaginado desde el Estado y percibir los problemas y contradicciones que hubo de enfrentar la invención de ese relato a causa de su profundo significado político. En ese tiempo la pintura de tema histórico era la prueba visible y emotiva de la existencia de una nación, y la nación era –a partir del nacimiento de la modernidad política en Occidente– la única forma posible de legitimación del...
tracking img