Hhhl a l e t r a e s c a r l a t a n a t h a n i e l h a w t h o r n e

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 391 (97606 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
L A

L E T R A

E S C A R L A T A

N A T H A N I E L H A W T H O R N E

Ediciones elaleph.com

Editado por elaleph.com

Traducción de Francisco Sellén
© 2000 – Copyright ww.el aleph.com Todos los Derechos Reservados

LA

L E T R A

E S C A R L A T A

INTRODUCCIÓN Al presentar en lengua castellana la obra maestra del novelista americano Nathaniel Hawthorne, que sin duda estambién una de las más notables producciones de la literatura amena de los Estados Unidos, hemos creído conveniente hacerla preceder de la traducción de los párrafos que, a manera de prefacio, aparecen en una de las últimas ediciones de esta novela en su idioma nativo. Como se verá el que lo leyere, se dan en dicho trabajo algunos detalles, que no carecen de interés, acerca de la obra y su autor:“La Letra Escarlata” fue la primera producción de gran aliento que escribió Hawthorne después de haberse dado a conocer con sus “Cuentos dos veces referidos”; y también el primero de sus libros que

3

N A T H A N I E L

H A W T H O R N E

alcanzó popularidad. En el intermedio había publicado “El sillón del Abuelo”, para niños, y “Musgos de una antigua morada”; pero sólo después de fijada suresidencia en Salem, donde desempeñaba el empleo de Administrador de la Aduana de aquel puerto, fue cuando comenzó a experimentar la sensación, según manifestó él mismo a un amigo suyo, “que una novela le bullía en el cerebro.” Esta novela es la que hoy goza de fama universal y se ofrece a los lectores el presente volumen. Comenzó a principios del invierno de 1849 a 1850, y la terminó en 30 denoviembre del año últimamente nombrado. Al día siguiente de concluida, escribió a su amigo Horacio B. diciéndole: “Ayer fue cuando vine a dar remate a una parte del cual, el principio, se hallaba en Boston, mientras la otra, el final, aún en las profundidades de mi cerebro, en esta ciudad de Salem; de modo que, como Vd. ve, la historia tiene por lo menos catorce millas de largo * Algunas partesestán escritas con vigor; pero mis producciones nunca se han dirigido ni se dirigirán
Boston es la capital del Estado de Massachusetts, Salem es donde se escribió el libro, es un puerto de mar en el mismo Estado, distante unas 14 millas del primero. A esa distancia hace referencia el autor. (N.del T.)
*

4

LA

L E T R A

E S C A R L A T A

jamás a los sentimientos generales de lahumanidad, y por lo tanto no serán nunca muy populares; y si bien hay personas que gustan mucho de mis escritos, hay otras a quienes les son completamente indiferentes y no encuentran en ellos nada digno de notarse. Precede a este libro una introducción (La Aduana) en la que bosquejo mi vida de empleado: hay de vez en cuando en esta unas pinceladas, que acaso la hagan más interesante que la historiamisma, la cual es en extremo sombría.” Lo grave y lóbrego de la situación en que había colocado a Ester y a Dimmesdale le abrumaban de tal modo, que decía de sí mismo que, durante el invierno citado, su espíritu había sido “un tejido de dolores”. Hawthorne, a semejanza de Balzac, se aislaba mientras estaba escribiendo una novela; y puede decirse, sin exageración, que entonces apenas veía a nadie.Ciertas épocas de su vida llegó a notarse que adelantaba de una manera visible; y hasta qué punto le conmovían las vicisitudes de los seres creados por su imaginación, puede juzgarse por el siguiente pasaje de sus “Notas inglesas”, donde con fecha 14 de noviembre de 1855, dice:

5

N A T H A N I E L

H A W T H O R N E

“Al hablar de Thackeray, no puedo menos que prenderme de la indiferenciaque mostraba respecto a las situaciones patéticas de sus obras, y compararla con la emoción que experimenté yo al leer a mi esposa la última escena de La Letra Escarlata, inmediatamente después de escrita. No puedo decir que la leí, sino que traté de hacerlo, pues mi voz se henchía y se elevaba, como si me viera levantado o hundido, alternativamente, por las olas del mar cuando comienza a...
tracking img