Historia de la ética, de aristóteles a kant

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8021 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS
ESCUELA DE ESTUDIOS POLÍTICOS Y ADMINISTRATIVOS

Historia de la Ética
De Aristóteles a Kant

Autor:
Br. Albert Urbina

Caracas, 2009

Ética Aristotélica
“La virtud como el camino hacia la felicidad”

El modelo ético aristotélico es un modelo teleológico orientado a la felicidad o eudaimonía. Todo eluniverso moral aristotélico esta orientado a la felicidad, a la cual se orienta la conducta y cuyo objeto es el bien, del cual derivan el placer y la felicidad: “Parece que toda arte y toda investigación, igualmente toda actividad y elección tienden a un determinado bien; de ahí que algunos hayan manifestado con razón que el bien es aquello a lo que todas las cosas aspiran” (Et. a Nic., p.47).

¿Cuáles ese bien al que todas las cosas aspiran? Aristóteles acepta la creencia casi universal de que el Bien es la felicidad o eudaimonía: “sobre el nombre hay prácticamente acuerdo por parte de la mayoría: tanto la gente como los hombres cultivados le dan el nombre de «felicidad» y consideran que «bien vivir» y «bien-estar» es idéntico a «ser feliz»” (Et. a Nic., p.50).

Pero ¿Qué cosa es y como sealcanza esa felicidad? Pues bien, Aristóteles describe la eudaimonía como la más bella, buena y placentera, la mejor y la más completa de todas las actividades virtuosas, es el bien supremo, porque es perfecta en sí misma (autosuficiente) y porque es la última en la jerarquía de los bienes, es una cierta actividad del alma conforme a una virtud perfecta (Et. a Nic., p.58, 60, 63, 71). Con todo,Aristóteles acepta que “necesita adicionalmente de bienes externos, pues es imposible o nada fácil que nos vaya bien si carecemos de recursos”, estos bienes podrían ser riqueza, poder, familia, belleza, etc. (Et. a Nic., p.64)

La felicidad o eudaimonía se alcanza a través de la práctica de la virtud, en esto consiste la ética aristotélica. Ahora bien, ¿en que consiste dicha virtud? Aristótelesse refiere a la virtud moral que de acuerdo con él, no se aprende a través del estudio sino a través de la práctica:

Las virtudes no se originan ni por naturaleza ni contra naturaleza, sino que lo hacen en nosotros que, de un lado, estamos capacitados naturalmente para recibirlas y, de otro, las perfeccionamos a través de la costumbre (Et. a Nic., p.75). Las virtudes…, las recibimos después dehaberlas ejercitado primero… Toda virtud se origina como consecuencia y a través de las mismas acciones (Et. a Nic., p.76). En una palabra: los hábitos se originan a partir de las actividades correspondientes (Et. a Nic., p.77)
Queda así establecido que no somos buenos o malos por naturaleza, sino que por el contrario, es a través de la practica de la virtud que en hombre se hace virtuoso, “sonlos que actúan rectamente quienes pueden alcanzar las cosas bellas y buenas de la vida” (Et. a Nic., p.62). “Porque si los hombres realizan acciones justas y comedidas, ya son justos y comedidos” (Et. a Nic., p.81).

Las virtudes son «Estados», es decir, de acuerdo a ellas nos hallamos bien o mal con respecto a las afecciones (deseo, miedo, ira, audacia, envidia, etc.). Mas aún, “toda virtud nosolo hace que este en buena disposición aquello de lo que es virtud, sino que también lleva a bien el cumplimiento de su actividad” (Et. a Nic., p.82-83)

La virtud moral es un acto de elección que tiene que ver con afecciones y acciones, es una cierta condición intermedia capaz, desde luego, de alcanzar el término medio entre el exceso y el defecto.

El termino medio es aquel que esta “a lamisma distancia de cada uno de los extremos, cosa es una y la misma para todo; y con respecto a nosotros, aquello que no tiene exceso ni defecto” (Et. a Nic., p.84). Sentir «cuando» y «en los casos en que», y «con respecto a quienes», y «para lo que» y «como» se debe, eso es el término medio y lo mejor. La virtud pues, “es el propio término medio” (Et. a Nic., p.85)

En efecto, es a esa virtud...
tracking img