Historia de la sexualidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6654 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 30 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DE LA SEXUALIDAD 2
EL USO DE LOS PLACERES
POR MICHEL FOUCAULT

INTRODUCCIÓN:
1-Modificaciones:
En principio, quería detenerme ante esta noción, tan cotidiana, tan reciente, de “sexualidad”: tomar distancia respecto de ella, contornear su videncia familiar, analizar el contexto teórico y práctico al que está asociada. El propio término de “sexualidad” apareció a principiosde siglo XIX. El proyecto era por lo tanto el de una historia de la sexualidad como experiencia –si entendemos por experiencia la correlación, dentro de una cultura, entre campos del saber, tipos de normatividad y formas de subjetividad.
Hablar de la “sexualidad” como de una experiencia históricamente singular suponía también que pudiéramos disponer de instrumentos susceptibles de analizar,según su carácter propio y según sus correlaciones, los tres ejes que la constituyen: la formación de los saberes que a ella se refieren, los sistemas de poder que regulan su práctica y las formas según las cuales los individuos pueden y deben reconocerse como sujetos de esa sexualidad. El estudio de los modos por los cuales los individuos son llevados a reconocerse como sujetos sexuales planteabamuchas dificultades. La noción de deseo o la de sujeto deseante constituía, si no una teoría por lo menos un tema teórico generalmente aceptado.
La experiencia de la sexualidad puede realmente distinguirse, como figura histórica singular, de la experiencia cristiana de la “carne”: ambas parecen dominadas por el principio del “hombre de deseo”.
La idea era, en esta genealogía, buscar cómolos individuos han sido llevados a ejercer sobre sí mismos, y sobre los demás una hermenéutica del deseo en la que el comportamiento sexual ha sido sin duda la circunstancia, pero ciertamente no el dominio exclusivo. En suma: para comprender cómo el individuo moderno puede hacer la experiencia de sí mismo, como sujeto de una “sexualidad” era indispensable despejar antes la forma en que, a través delos siglos, el hombre occidental se vio llevado a reconocerse como sujeto de deseo.
Para analizar lo que se ha designado como “el sujeto”; convenía buscar cuáles son las formas y las modalidades de la relación consigo mismo por las que el individuo se constituye y se reconoce como sujeto.
Parecía imponerse otro trabajo: estudiar los juegos de verdad en al relación de si consigo y laconstitución de si mismo como sujeto, al tomar como dominio de referencia y campo de investigación lo que podríamos llamar la “historia del hombre de deseo”. En cuanto al motivo que me impulsó, fue bien simple. Se trata de la curiosidad que permite alejarse de uno mismo. Hay momentos en la vida en los que la cuestión de saber si se puede pensar distinto de cómo se piensa y percibir distinto de cómo seve es indispensable para seguir contemplando o reflexionando. Es la filosofía del pensamiento sobre sí mismo. El “ensayo” es el cuerpo vivo de la filosofía, esta es todavía un ejercicio de sí, en el pensamiento.
Los estudios de historia se trata de un ejercicio filosófico: en él se ventila saber en qué medida el trabajo de pensar su propia historia puede liberar al pensamiento de lo que piensaen silencio y permitirle pensar de otro modo.
Al remontar así desde la época moderna, a través del cristianismo, hasta la Antigüedad, no podía evitarse el plantear una pregunta a la vez muy simple y muy general: ¿por qué el comportamiento sexual, por qué las actividades y placeres qué de él dependen, son objetos de una preocupación moral? ¿Por qué esta inquietud ética en ciertas sociedadesparece más importante que la atención moral que se presta a otros dominios de todos modos esenciales para la vida individual o colectiva, como alimentarias o el cumplimiento de los deberes cívicos?
Al plantear esta cuestión muy general, surgió ante mí que esta problematización estaba ligada a un conjunto de prácticas que tuvieron ciertamente una importancia considerable en nuestras sociedades:...
tracking img