Historia del tabaco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1323 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 17 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA HISTORIA DEL TABACO
Una pareja de edad avanzada tenía un solo hijo, hermoso y alegre llamado Curisihuari. Un día, mientras la madre tejía una hamaca, el pequeño se colgó de la cuerda suspendida y la estiró. La mujer, enojada, lo empujó y el niño se echó a llorar.
La madre no le hizo caso y continuó su quehacer. El padre también oyó el llanto del niño, pero tampoco le hizo caso. EntoncesCurisihuari, ofendido, se alejó del hogar.
Se había puesto el sol, y el niño no volvía. Los padres comenzaron a preocuparse.
-Vayamos a buscarlo –dijo el padre-; es tan pequeño que seguramente se ha perdido.
-La culpa es mía –agregó la medre-; con mi hosquedad lo he alejado de mi lado.
Durante un buen rato los dos esposos buscaron por la selva, y cuando ya era una noche oscura, por fin loencontraron. Esta jugando tranquilamente con otro niño.
-¡Curisihuari! –exclamó la madre.
Al oír la voz, los padres del otro niño salieron de la cabaña e invitaron a entrar a los dos desconocidos.
La invitación fue aceptada, y los cuatro se pusieron a conversar animadamente.
-Es tarde –dijo finalmente el padre de Curisihuari-; volvamos a nuestra choza con el niño.
Salieron los cuatro y advirtieronque los pequeños habían desaparecido.
-¡Curisihuari! –llamó desesperadamente la madre.
-¡Maturahuari! –gritó la otra madre.
Empezó la búsqueda de los niños.
Pasó la noche, y al salir el sol las dos madres exclamaron al unísono:
-¡Allí están!
Efectivamente, los pequeños estaban jugando tranquilamente con otro niño. No parecían cansados; por el contrario, correteaban alegremente.
A lasexclamaciones de las dos mujeres acudieron los padres del tercer niño, y todos iniciaron una agradable conversación. Cuando se volvieron en busca de las tres criaturas, éstos habían desaparecido.
-¡Cahuaihuari! –gritó la tercera madre-. ¿Dónde te has escondido?
Ahora eran seis los que buscaban a los niños. La búsqueda duró mucho tiempo. La segunda madre y la tercera la abandonaron, pero la primerapareja siguió buscando.
-Buscaremos también a vuestros hijos y os los traeremos –dijeron a las otras dos parejas.
Aquella búsqueda duró mucho tiempo. Parecía que los tres niños habían desaparecido para siempre.
Pasaron muchos años. Una mañana los dos progenitores, ya viejos, paseaban a la orilla del mar, cuando vieron que de las ondas salían tres bellos jovencitos que jugaban alegremente. Éstos sedirigieron hacia los dos ancianos con expresiones sonrientes.
La mujer reconoció inmediatamente a su hijo a pesar de los años transcurridos.
-¡Curisihuari! ¡Hijo mío! ¡Por fin te encontramos!
-Sí –contestó el muchacho-, soy Curisihuari. Mis amigos son Maturahuari y Cahuaihuari. Quisiéramos volver a nuestros hogares, pero ahora nosotros vivimos en el mundo de los dioses; no podemos volver a andarentre los hombres.
-¿Nunca más podremos volver a veros?
-Sí, podéis vernos quemando hojas de tabaco. Cada vez que lo hagáis, aparecerán nuestras figuras.
En el mismo instante los tres jóvenes volvieron a sumergirse en las ondas marinas.
Con el alma desolada, los dos ancianos volvieron a su choza.
-¡Hojas de tabaco!... –repetía el hombre-. ¿Qué será eso? ¿Dónde podré encontrar esa planta?-Probemos quemando hojas de todos los vegetales. Alguna será la indicada –respondió la vieja.
El anciano siguió el consejo de su mujer. Recogió hojas de papaya, de algodón y de otros muchos vegetales, y las quemó. El humo de aquellas hojas no trajo a los jovencitos.
Los vecinos sentían compasión por aquellos dos ancianos, dedicados a hacer humareda con cuantas hojas encontraban.
Finalmente, elviejo fue a buscar a un hombre que tenía fama de conocer el nombre de todas las plantas existentes.
-Mi hijo me habló de hojas de tabaco –dijo cuando llegó a la choza del hombre sabio-. ¿Podrías indicarme cuál es esa planta?
-Sí –respondió el hombre-; Curisihuari tiene razón. La planta del tabaco existe, pero crece solamente en la isla de las Mujeres. A nadie permiten desembarcar en sus costas....
tracking img