Historieta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (854 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
A continuación se presenta una pequeña historieta basada en mis experiencias como educadora de primer grado de preescolar. Era la primea vez trabajando con un grupo de primero conformado por niñosde 2 y 3 años de edad. En la historieta se relata una breve descripción de la conducta de los alumnos, del trato y atención de la educadora, y de las reacciones de los padres de familia en torno a laprimera experiencia escolar de sus hijos.

PRIMER DIA DE CLASES…

Es lunes, terminaron las vacaciones y es hora de ir al Jardín. En la entrada hay letreros de bienvenidos con globos y papeles decolores, en la puerta están las maestras presentándose con los papas y los alumnos.

Muchos niños llegan contentos, con su uniforme limpio y planchados y sus zapatos boleados, presumiendo susmochilas nuevas. En tanto otros llegan llorando casi a rastras por sus papas

Hasta el momento todo esta bajo control los niños están tomados de la mano de sus padres en lo que se hace el recorrido porlas instalaciones del jardín.

Llego la hora de separarse los papas sientan a sus hijos y van saliendo uno a uno intranquilament e al ver como sus hijos se quedan llorando.

La maestra saca dostíteres del cajon de colores y les presenta a tito y tita. La intranquilidad y el desconsuelo se van calmando conforme van interactuando con los títeres. Después la maestra les canta una canción y estollama más su atención. Nadie de los niños habla y solo se miran entre si.

A los pequeños se les hace eterno el tiempo y los papas no llegan por lo que comienzan a llorar. Es entonces cuando lamaestra les da un globo y un dulce mientras les enseña juguetes que les prestara al día siguiente.

Después de una larga espera es hora de ir a casa unos muestran alegría y otros llanto al ver a sus papas SEGUNDO DIA…… Hoy al llegar al jardín era evidente la preocupación de los papas y los alumnos. Sabían que se quedarían otra vez llorando en ese lugar con gente extraña.

A la hora de entrada...
tracking img