Hjkhjlhk

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (455 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el décimo capítulo, sigue Augusto meditando sobre su Eugenia querida, a la misma hora que tuvo lugar el capítulo anterior y dirigiéndose a la vez al casino para reunirse con su amigo Víctor, ypensaba de distinta forma a como lo había hecho antes de la anterior visita a casa de los tíos de Eugenia. Pensaba que tenía los ojos más abiertos que antes y que era distinto. Algo que no le pasabaantes, ahora sí le pasaba: cada mujer que veía le parecía una hermosura. Vio cuatro mujeres que siguió y que les pareció verdaderas bellezas. Luego se encontró con Víctor, y Augusto le explicó loenamorado que estaba de ella, pero Víctor le bajó los “humos” porque le invitó a que meditara si de verdad estaba él enamorado de Eugenia, si estaba “chalado” físicamente por ella. Él recapacitó y pensó queestaba enamorado nada más que de conciencia. Se quedó entonces con la pregunta de que si estaba de verdad enamorado de verdad de Eugenia. Regresó a su casa y charló con su cocinera Liduvina, la cual ledio un argumento similar.
Comenzamos el undécimo capítulo cuando Augusto se dirige de nuevo a casa de Doña Ermelinda y Don Fermín, los tíos de Eugenia. Entró y, después de quedarse un ratito solo,vino Eugenia, avisada por la criada. Augusto se puso histérico por momentos e hizo actos de locura: no paraba de piropear a Eugenia, gritaba su nombre, le pedía perdón a ella sin saber por qué... yestuvieron conversando sobre su novio y si de verdad la quería. Unos instantes después vinieron los tíos de Eugenia y se encontraron con la sorpresa de Augusto, que estaba allí. Eugenia se metió en sucuarto y quedaron sus tíos y Augusto charlando sobre la ya mencionada Eugenia. Augusto, pensando hacer un acto de heroicidad, les comunicó que iba a pagar la hipoteca de la casa que entonces, ellos notenían dinero para tal fin.
En el duodécimo capítulo, Augusto se encuentra en casa cuando Liduvina le avisa que había venido la mujer del planchado. Ésta entra a su habitación y Augusto se le queda...
tracking img