Hola.. leelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1137 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMO USTED Y COMO YO
Graciela Ríos
grios@assesor.com.mx

El ser humano ha creado en su mente un perfil “hollywoodesco” con el que sueña conseguir la pareja perfecta, los hijos perfectos, los ídolos y los líderes perfectos. ¿Será por eso que se dificulta tanto encontrar a alguien en quién creer, con quien socializar, a quién admirar y amar? La gente con la que se fantasea, –para que cumpla elprototipo al que se aspira–, debe ser bonita, alta, delgada, sociable, inteligente, creativa, emprendedora, exitosa, rica, libre de depresiones y problemas. ¡Ah!, y preferentemente, joven, madura y con un extraordinario sentido del humor. Pero que además, nos procure, nos valore, nos admire y por supuesto, nos quiera. ¿No estará demasiado exagerado este ideal?. Todo lo que se aparte delestereotipo no satisface, no entusiasma lo suficiente, no motiva a creer, a respetar a una persona y mucho menos, a intentar conquistarla. Si alguien se aleja de ese modelo, es más fácil criticar, descalificar, rechazar... y se hace con una simpleza, con una liviandad tal, que asusta. Comentarios como: “la vi en el aeropuerto”, “lo escuché en una entrevista por televisión”, “fuimos compañeros de clase hace“x” años”, son sólo intentos de hacer creer a los otros, – y así mismos–, que se tiene las bases suficientes, como para agregar a los juicios, adjetivos calificativos tales como: “es un sangrón”, “se le subió”, “no tiene ética”, “era un fósil”, “parecía un tonto”, como si en realidad, conocieran a esos personajes auténtica y profundamente. Lo peor es que al desprestigiar con esa ligereza, se hace ungrave y doble daño. Por un lado, se lastima la imagen de quién se habla, pero también, se le pudiera privar a alguien más, de la posibilidad de creer, admirar o valorar, al sujeto de la conversación. Otra tendencia, aún cuando la gente sea virtuosa, es cuestionar algo de su persona o de su vida como incrédulos a lo que parece valioso, realizando comentarios complementarios, que atestigüen lafalta de “perfección” del otro: “sí, es muy inteligente, pero se casó con

un..., o tiene un carácter de...”, “es bonita pero sin cerebro..., o es más presumida que... o tan fácil como....”,”si no estuviera tan gordo, tan bajita, si fuera más amable, más simpático, menos calvo, más sensible”, etcétera, etcétera. ¿Cuándo nos convencieron o convencimos, de que la perfección era la meta?. ¿Qué es laperfección?. ¿Sobre qué bases se habla o se exige ésta en los humanos?. En realidad esta búsqueda es irreal. No cabe duda de que lo que para unos representa la belleza, para otros pudiera ser poco menos que monstruoso. Hay quienes llaman pretensión, a la elegancia, diplomacia a la hipocresía, torpeza a la prudencia, agresividad a la sinceridad, ligereza a la flexibilidad y, virtuosidad, a larigidez moralista. Vanidad, superficialidad, egocentrismo, soberbia, escasa actitud crítica hacia las normas sociales heredadas, afán de “pertenecer” a un “selecto” círculo social, a través de perseguir modas impuestas y estereotipos falsos, son las características que impregnan esta demanda del ideal perfecto. Los hombres y mujeres de siglos pasados que han hecho historia, aquellos a los que se admiracon devoción y autenticidad, nada tienen que ver con estos lineamientos y utopías de la modernidad. La gente no deja de asombrarse cuando conoce la vida de sus ídolos, de los grandes genios, de los “maestros”. Impacta a muchos el saber que Einstein haya reprobado matemáticas en la escuela, que Mozart con la exuberancia de sus creaciones musicales o Van Gogh con su creatividad –y locura–, hayanmuerto en condiciones de pobreza extrema. Que Pasteur haya sufrido lo indecible con el fallecimiento de sus hijas, que Bethoveen siendo sordo, creara una de las composiciones musicales más bellas del mundo, que Kierkegaard fuera un hombre complejo y solitario, que Newton tuviera un carácter rebelde y haya sufrido un colapso nervioso, que Da Vinci nunca viera el fruto de sus investigaciones e...
tracking img