Holaa a la energia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (921 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fablava el conde Lucanor con Patronio, su consegero, un día, et díxole assí:
-Patronio, vós sabedes que yo he contienda con un mi vezino que es omne muy poderoso et muy onrado; et avemos entre nospostura de ir a una villa, et cualquier de nos que allá vaya primero cobraría la villa, et perderla ha el otro; et vós sabedes cómo tengo ya toda mi gente ayuntada; et bien fío, por la merçed de Dios,que si yo fuesse, que fincaría ende con grand onra et con grand pro. Et agora estó embargado, que lo non puedo fazer por esta ocasión que me contesçió: que non estó bien sano. Et como quier que me esgrand pérdida en lo de lla villa, vien vos digo que me tengo por más ocasionado por la mengua que tomo et por la onra que a él ende viene, que aun por la pérdida. Et por la fiança que yo en vos he,ruégovos que me digades lo que entendierdes que en esto se puede fazer.
-Señor conde Lucanor -dixo Patronio-, como quier que vós fazedes razón de vos quexar, para que en tales cosas como estasfiziésedes lo mejor siempre, plazerme ía que sopiésedes lo que contesçió a don Pero Meléndez de Valdés.
El conde le rogó quel’ dixiesse cómo fuera aquello.
-Señor conde Lucanor -dixo Patronio-, don PeroMeléndez de Valdés era un cavallero mucho onrado del reino de León, et avía por costumbre que cada quel’ acaesçié algún enbargo, siempre dizía: «¡Bendicho sea Dios, ca pues Él lo faze, esto es lo mejor!»Et este don Pero Meléndez era consegero et muy privado del rey de León; et otros sus contrarios, por grand envidia quel’ ovieron, assacáronle muy grand falsedat et buscáronle tanto mal con el rey, queacordó de lo mandar matar.
Et seyendo don Pero Meléndez en su casa, llegól’ mandado del rey que enviava por él. Et los quel’ avían a matar estávanle esperando a media legua de aquella su casa. Etqueriendo cavalgar don Pero Meléndez para se ir para el rey, cayó de una escalera et quebról’ la pierna. Et cuando sus gentes que avían a ir con él vieron esta ocasión que acaesçiera, pesóles ende...
tracking img