Humildad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1042 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vuelta a la humildad del ser humano | |
|[pic]Períodico Reforma |

Colaborador Invitado
22 Oct. 08
[pic]
Francisco Fernández-Castillo
 
 
La crisis por la que el mundo entero está pasando estas semanas no sólo tiene un origen común sino una misma consecuencia en las personas detodo el mundo: la vuelta a los básicos.

Así, se ha pasado de la opulencia y de las grandes inversiones, al dinero debajo de la cama y a la inversión más arriesgada dedicada a la deuda pública. Ni siquiera las cuentas bancarias, por muy poco dinero que produzcan, se sienten como "seguras".

Prácticamente en ningún país este fenómeno ha pasado desapercibido. Más allá de la fuga masiva, global yelectrónica de capitales hacia el dólar (paradójicamente considerado todavía hoy como la moneda con más garantías del mundo) y más concretamente hacia los Treasury Bonds, en muchas regiones, incluyendo EU, se presentan escenas propias de los años de hambre y miseria en muchos países que hasta hace semanas eran admirados y puestos como ejemplo por su desarrollo socioeconómico.

Así, se tieneque, en España, a pesar de que posee uno de los sistemas bancarios más sanos y menos afectados por la crisis financiera del planeta, hace pocos días se presenciaban enormes colas de personas en el Banco de España (como el Banco de México) que, con el dinero físicamente en la mano previamente retirado de sus cuentas bancarias, buscaban refugiarse en los Bonos del Tesoro (CETES) o en el oro.

En elcaso de Islandia, que ha pasado de ser uno de los países más ricos del planeta a estar literalmente en bancarrota y que por ello ni siquiera los bonos del gobierno son garantía, se ha acudido a la compra-venta masiva de relojes de lujo (a falta de otra cosa) como medio para salvaguardar el valor del dinero.

Si algo hay de rescatable en toda esta realidad es que pocos son los que hoy no sesienten pequeños, inseguros y desconcertados. Estamos como planeta, por decirlo de alguna forma, recuperando nuestra sensación y realidad de humildad. Por primera vez en muchos años no son los todopoderosos los que se vuelven héroes de la película, sino los que por prudencia decidieron que era mejor dedicarse a ahorrar en lo seguro aunque el rendimiento fuera mucho más bajo. Éstos, por cierto, aunquehéroes no dejan de ser las principales víctimas.

La avaricia ha cedido su protagonismo a la humildad. Y si no, que se lo digan a Bernie Ecclestone, el zar de la Formula 1, que reconocía hace pocos días que el derroche no va a poder seguir existiendo en un deporte que, dicho sea de paso, vive del glamour y el lujo como pocos. Leyendo editoriales, viendo noticieros franceses, alemanes, españoles,mexicanos, americanos, etcétera, se respira un tono de reconocimiento y fragilidad del ser humano. Los fenómenos financieros, pero también los meteorológicos, ya hicieron al mundo doblar las manos.

De esta megacrisis saldremos. Pero, muy probablemente, volveremos a caer. Y no necesariamente porque esté haciendo referencia a los grandes ciclos macroeconómicos que explican las recesiones y lasépocas de bonanza, sino porque nuestra soberbia como seres (humanos) muy probablemente nos la volverá a jugar.

O quizás no. Es importante reconocer que esta crisis está yendo demasiado lejos. El sufrimiento de las instituciones y gobiernos quizás impondrá un cambio en nuestra forma de ser y en la forma en la que a partir de hoy se manejará financieramente el mundo.

Pero, si hay una esperanza deaprender la lección, esperemos que no sólo implique un parteaguas con respecto a cómo se financia el mundo, porque también hay otras cosas que no han tronado, pero que tronarán. Y no me refiero solamente a nuestra relación con el medioambiente, sino a temas tan elementales como la alimentación en el mundo.

¿Demasiado lejos de nuestras economías? No lo creo. Saber que el año pasado más del 55...
tracking img