Iglesia-estado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3595 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
|

INTRODUCCION

A lo largo de la historia de nuestro país Las relaciones entre el Estado y la Iglesia han sido complicadas y conflictivas, pero al mismo tiempo ambas instancias han aprendido a negociar y buscar espacios para la conciliación.

Independientemente de la religión que se practique, es innegable la presencia que la Iglesia ha tenido en nuestra cultura. Ciertos espacios desocialización, de formas de asumir la vida, hasta la misma disposición espacial de las ciudades y pueblos, tienen que ver con la influencia de la Iglesia que se ha mantenido prácticamente intocable desde los tiempos de la Nueva España, a pesar de los embates del laicismo de los siglos XVIII y XIX, y de la radicalización de los gobiernos revolucionarios de los generales Plutarco Elías Calles y LázaroCárdenas.

Un punto importante para reflexionar estriba en el doble poder de la institución religiosa: el poder temporal y el espiritual, y los fundamentos doctrinales para trascender el espacio de lo espiritual y participar en lo político, en la construcción del reino de Dios, en el “aquí y ahora”.

En el presente trabajo se expone el sustento teórico del Articulo 130 y la aplicación delmismo así como también las opiniones que se generan alrededor.

ANTECEDENTES

La evangelización, en sus principios, fue encabezada por órdenes mendicantes de franciscanos, dominicos y agustinos, cuyo proyecto estaba inmerso en la utopía del cristianismo primitivo para construir una nueva sociedad cristiana, al margen de la viciada sociedad occidental. Frente a este proyecto, el del clero secular--más cercano a la influencia de la corona y formado por arcipestres, párrocos y vicarios sujetos a obispos y arzobispos-- se enfrentó a la independencia y autosuficiencia de las órdenes por controlar la evangelización de la población y los beneficios económicos de la misma. El siglo XVI y XVII fue escenario de la pugna entre ambos proyectos de Iglesia. El objetivo era secularizar las “doctrinas”que las órdenes habían establecido y sujetarlas a la autoridad de los obispos seculares y al beneplácito real para ejercer su oficio. Los diezmos, fuente principal de ingresos del clero, debían también cobrarse a los regulares --hasta ese momento exentos del pago-- y centralizarse en los obispados.

En el siglo XVIII los borbones concibieron el Regio Patronato no como una “donación graciosa” delpapa sino como una regalía o derecho inherente a los reyes. Este regalismo transformó la relación con la Iglesia en el sentido de que a partir de la expulsión de los jesuitas en 1767 – cercanos a la autoridad pontifical y renuentes a la intromisión de la corona en los asuntos de la Iglesia--, el concepto de soberanía real transitó hacia la subordinación de la jurisdicción eclesiástica alámbito exclusivo de lo espiritual. El Estado se concebirá como uno solo dentro de él mismo, es decir que la Iglesia debía separarse del ámbito temporal y ejercer únicamente su patronato sobre las almas. Esta idea será el centro de discusión que ocupará los debates del siglo XIX. Así, no sólo las órdenes mendicantes serán sujetas a restricciones. El clero secular sufrió la confiscación de la terceraparte que beneficiaba al gasto corriente de las catedrales, y la corona demandó soberanía sobre el producto de las vacantes, es decir, designaría las vacantes de altos jerarcas eclesiásticos.

En 1786 mediante la Real Ordenanza de Intendentes, la administración y control de los diezmos pasó a las manos de autoridades civiles a través de las “Juntas de Diezmos” y un nuevo impuesto del 15% gravó losbienes raíces y capitales eclesiásticos. En 1804, mediante la consolidación de vales reales, la corona expropió los caudales de las corporaciones eclesiásticas y comunidades indígenas y los capitales de las capellanías que eran administrados por el clero secular.

Después de la independencia de la Nueva España y a través del arduo camino hacia la consolidación del Estado-Nación, la Iglesia...
tracking img