Incongruencia en música

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1221 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INCONGRUENCIA EN MÚSICA

Ya desde las primeras formas de vida humana hemos tratado de ordenar nuestro mundo en un intento de abarcar de una manera estructurada todo aquello que ha podido influir en nuestras vidas. Gracias a nuestro agrupamiento con otros seres de nuestra especie hemos podido desarrollar mecanismos que han ayudado a que ahora y aquí podamos formar parte de este planeta despuésde millones de años. Pero, paradójicamente, ésta permanencia radica en el desarrollo de nuestro cerebro, el mismo del que tan poco conocemos.
En este trabajo pretendo descubrir incógnitas que pueden servir de guía para nuevos razonamientos. Intentaré describir el poder de la música en relación con las respuestas de nuestro ser interior, por así llamarlo, que es esa parte de nosotros mismos que noconocemos lo que deberíamos.
Hace un tiempo realicé un trabajo en sociología sobre Mr Bean, humorista británico que actúa haciendo el papel de un hombre de unos 40 años con un comportamiento infantil. Me gustaría relacionar la idea musical de la Grecia clásica con el concepto de sociedad que ahora seguimos conservando bajo su influjo: todos formamos parte de un todo que debe mantener su orden,no debemos salirnos de los límites establecidos. Así es, este hombre de 40 años no es normal que juegue a ser peluquero o disfrute tirándose por un trampolín para niños. Aun así no puedo parar de reírme al verlo y pienso que es una reacción natural hacia o en contra de las convenciones establecidas, pero, ¿qué significa esta respuesta? ¿ es una señal de nuestro ser interior?. Pienso que sí, quenuestro yo interior considera gracioso algo que le resulta diferente a lo que quizás está acostumbrado y creo que de esta manera está tratando de decirnos algo.
Nuestra sociedad ha creado un sistema tan estricto de actuación que hace que nuestra creatividad se haya aburrido para después dormirse dejando de esta manera que el propio sistema sea el que controle todos sus movimientos. Pero creo quela música es la mejor expresión que nos muestra nuestro verdadero ser interior, intenta dar vida a nuestro organismo encadenado al mundo y hace que sintamos nuestra verdadera naturaleza.
El aviso que nos da la música puede dividirse en dos fuerzas: la fuerza de las emociones y la fuerza del cambio.
Podemos englobar todas la culturas humanas y asegurar que la música ha influido en todas ellas enun intento de agrandar los sentimientos o emociones tanto en actos individuales como colectivos. Esta fuerza de las emociones ha sido tratada desde antiguo, el propio Aristóteles pensó en las virtudes humanas y sus respuestas a la música, durante la Edad Media se elaboró la teoría del ethos y en la época actual los compositores de música serial desafían a nuestro yo interior.

La fuerza delcambio podemos describirla gracias a la estructura de la forma sonata, base de todo tipo de composiciones, que consta de: una presentación definida, un nudo y un desenlace. Partimos de un orden, la tónica, para después descubrir algo diferente, la dominante, finalizando en el mismo orden concluido por la tónica otra vez.
De esta manera propongo que podríamos descubrir en la tónica ese orden que atodos parece que reconforte, para después encontrar en el desarrollo dominado por la dominante algo diferenciado y, queda la resolución final que termina constatando el origen del que proviene. Pero, ¿y si ese desenlace nos lleva a otro lugar?.
Ese lugar es el que propongo en el título del trabajo con el nombre de incongruencia que incluso podemos relacionar con una clase de humor.
Storr, elautor del libro La música y la mente afirma que la música tiene la capacidad de mitigar el dolor existencial, alo que también creía el filósofo un tanto pesimista, Arthur Schopenhauer. Debido a mis raíces alimentadas por la sociedad en la que vivo, relaciono este tipo de sentimiento con la expresión de emociones para hacernos saber que sentimos, que estamos vivos. Pero Storr prosigue diciendo que es...
tracking img