Indicares de cambio estructural en el psicoanlisis de la perversion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7892 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Indicadores de cambio estructural en el psicoanálisis de la perversión
Rodolfo Moguillansky

1. MARCO GENERAL SOBRE PERVERSION

1-1 Reconozcamos que hay una asimetría entre la conceptualización y la práctica alrededor de la perversión para descifrarla en sus raíces inconscientes, que contrasta con la relativa poca literatura que verse sobre exposiciones clínicas. Sabemos que el métodopsicoanalítico inicialmente no fue creado para analizar perversos, su pertinencia en este territorio, para muchos especialistas en la materia, pese a la experiencia que hay en el tema, es todavía algo a demostrar. El juicio definitivo acerca de esta extensión –el psicoanálisis de perversiones– dependerá –a mi juicio– de la acumulación de relatos clínicos y de indicadores de cambio que puedan demostrarque nuestro encuadre provee una herramienta adecuada para abordarla. 1-2 La comprensión teórica sobre la perversión ha estado centrada en la escisión del Yo (Spaltung) y la desmentida de la castración (Verleugnung) (Freud, 1927; 1938), aunque los textos escritos por autores ulteriores explican de modo diverso por qué los perversos desmienten la castración. Las divergencias a grandes rasgosdeslindan: a- El papel de la pregenitalidad: J. Glover (1924), S. Paine (1939), W. Gillespie (1951), H. Rosenfeld (1965), D. Meltzer (1973), B. Grumberger (1976);
* Congreso de IPA, Toronto, 2003. Small Discussión Group (SGP), Grupo de trabajo sobre: Indicadores de cambio estructural en el psicoanálisis de la perversión. Grupo integrado por: Pablo Cuevas Corona, Rodolfo Moguillansky (chair), JaimeSzpilka y Gunther Perdigao (co-chair).

Psicoanálisis APdeBA - Vol. XXV - Nº 1 - 2003

1

RODOLFO MOGUILLANSKY

b- La incidencia del narcisismo: H. Kohut (1971), J. ChasseguetSmirgel (1975), M. Glasser (1986), J. Maldonado (1993, 1998; 1999), A. Costantino, R. Moguillansky, G. Seiguer, (1991), R. Moguillansky (1999). Dentro del papel que juega el narcisismo, ocupa un lugar destacado la relacióncómplice, secreta e incestuosa entre el perverso y su madre. P. Aulagnier (1964), R. Bak (1968), J. Chasseguet Smirgel (1975). c- El lugar predominante de las ansiedades de separación: S. Ferenczi (1924), B. Joseph (1971) y D. Meltzer (1973), H. Etchegoyen (1970, 1977). d- La erotización prematura del Yo como respuesta a una falla ambiental temprana cumpliendo así una finalidad deautopreservación (D. Winnicott, 1965). Esto también lo enfatiza Joyce McDougall (1972) al abordar la perversión como una neosexualidad. e- Los efectos post-traumáticos: D. Winnicott (1956) y M. Kahn (1974). 1-3 El autor de esta comunicación postula que la perversión es una entidad per se, con peculiaridades en la construcción de la fantasía; “peculiar construcción” que se acompaña con la tendencia a realizacionesde la misma en lo que solemos llamar expresiones perversas de la sexualidad. Esto último –expresiones perversas de la sexualidad– lo sostengo a pesar de lo difícil que es hoy en día delimitar qué es “una manifestación perversa de la sexualidad”, sobre todo después de la revolución que trajo la discusión sobre “género”. Aunque no sea sencilla su delimitación, para mí hace a un fenómeno definitoriode la perversión que las haya, lo que me lleva a suponer, junto a otros autores, una estructura mental perversa (W. Gillespie, 1951; Lacan, 1956; Piera Aulagnier, 1967, etc.). La estipulación de que haya “manifestaciones perversas de la sexualidad” para afirmar que estamos ante una perversión, establece una diferencia de aquellos cuadros que con el nombre de perversidad centran la cuestión en elsadismo y la destructividad (Baranger, W., 1980). Tomo como propias las palabras de Jean Clavreul (1965-66), en este punto: el “acto perverso” es consumado por sujetos con catectizaciones libidinales, cuyas relaciones con el deseo y con la ley, son profundamente diferentes de las del neurótico; por ello es mejor hablar de “estructura perversa”, en tanto ésta permite un acercamiento al problema...
tracking img