Influencia del ámbito social sobre los patrones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8728 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción.  Siempre  me  he  preguntado  cómo  es  que  llegué  a  ser  lo  que  soy  ahora,  con  mis  conductas positivas y mis grandes errores en las conductas que adopto, por qué reproduzco las  conductas de mis padres y de otras gentes con las que he crecido, a pesar de saber que no son  buenas para convivir en armonía con los demás. Mis dudas surgieron a partir de la observación de mi propia familia y otras de mi alrededor, ver como seguimos sus pasos en la interacción  con otros seres humanos y caemos en los mismos errores que nos llevan a alejarnos de la gente  que  queremos.  ¿Es  posible  ser  distintos  de  las  personas  que  ayudaron  a  completar  nuestro  repertorio de respuestas conductuales? En la vida siempre nos hacemos distintas preguntas para saber quiénes somos y por qué  actuamos  de  tal  o  cual  forma,  en  ciertas  condiciones  y  hacia  ciertas  personas.  El  hombre  siempre ha tenido la inquietud de saber qué factores influyen sobre su persona y la forma de  vida que  lleva, qué papel  juega dentro de esta sociedad que  nos rige en  normas  y  modos de  vida.  Distintos  tiempos  han  necesitado  distintas  respuestas,  conforme  el pensamiento  del  hombre  avanza  la  forma  de  interpretar  y  percibir  su  mundo  también.  Hace  1000  años  las  anteriores  preguntas  no  me  imagino  si  pudieron  ser  efectuadas,  pues  el  interés  del  hombre  estaba  centrado  en  otras  interrogantes  como  de  dónde  venimos  y  a  dónde  vamos,  y  las  respuestas hubieranestado ligadas a Dios y al destino que él nos hubiera escrito.  Bastantes de nuestras creencias estaban basadas a un destino que no se podía cambiar,  estábamos  condenados  a  una  vida  con  ciertas  características  inamovibles,  donde  no  podías  aspirar a una  vida  mejor, el destino era colectivo,  los pobres estaban destinados a ser pobres  toda  la  vida  al  igual  que  su  descendencia,  por  lo  tanto  sus  creencias  y  conductas  estaban ligadas a su destino.  Hoy  en  día  existe  un  pensamiento  racional  que  trata  de  cambiar  el  destino  divino  e  incluso  biológico  teniendo  en  cuenta  que  los  genes  no  determinan  todas  nuestras  conductas  pues hasta el temperamento se puede controlar y ya no nos encontramos condenados a repetir  las conductas que nuestros padres tuvieron en su vida.  Es  cierto  que  la época  de  un  Dios  omnipotente  ha  cambiado,  ¿pero  será  verdad  que  podemos escapar al destino que marca la sociedad para cada uno de nosotros?  Mientras  la  mayoría  de  los  humanos  cree  que  puede  decidir  la  manera  de  actuar  durante su vida, nos encontramos con la triste realidad de que pesan más las creencias ajenas  que  las  propias  (ya  no  tanto  los  genes), mientras  creíamos  estar  exentos  de  un  contagio  colectivo, buscando ser distintos y tener conductas de cambio, la vida nos muestra que nuestro  entorno social es primordial y lo que piensan los demás  nos afecta más de lo que quisiéramos.  Pero,  ¿por qué darle tanta  importancia el pensamiento colectivo de nuestra sociedad? La razón es que somos seres sociales, crecemos y vivimos dentro de un conjunto de humanos  quienes  se  han  encargado  de  formarse  una  idea  de  cómo  tenemos  que  actuar  dentro  de  la  sociedad de la que somos parte, cómo debemos pensar, actuar, qué debemos creer, y todo esto

1  1 

mediante la educación que nos brindan para poder ser aceptados y respetados, según el tiempo  y la cultura donde nos haya tocado nacer.  Es  importante  darnos  cuenta que  con  el  tiempo  la  cosmovisión  de  los  hombres  ha  cambiado y con ello su manera de percibir el mundo y explicárselo. Las maneras de educar a  los  niños  cambian,  los  valores  se  modifican  y  todo  este  conjunto  de  creencias,  vivencias  y  contextos históricos repercuten en  nuestra propia  conducta porque tenemos que adaptarnos a  él. ...
tracking img