Jackson lisa.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 601 (150238 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lisa Jackson

[pic]

NUEVA ORLEANS, 6

ALMAS PERDIDAS

ÍNDICE

Prólogo 3
Capítulo 1 9
Capítulo 2 21
Capítulo 3 34
Capítulo 4 46
Capítulo 5 57
Capítulo 6 67
Capítulo 7 76
Capítulo 8 86
Capítulo 9 97
Capítulo 10 107
Capítulo 11 118
Capítulo 12 128
Capítulo 13 140
Capítulo 14 153
Capítulo 15 165
Capítulo 16 175
Capítulo17 188
Capítulo 18 202
Capítulo 19 215
Capítulo 20 227
Capítulo 21 241
Capítulo 22 249
Capítulo 23 258
Capítulo 24 271
Capítulo 25 286
Capítulo 26 296
Capítulo 27 308
Capítulo 28 321
Epílogo 342

RESEÑA BIBLIOGRÁFICA 345

[pic]

Prólogo

Colegio All Saints

Baton Rouge, Luisiana

Diciembre

¿Dónde estoy?
Unacorriente de aire gélido acarició la piel desnuda de Rylee. Le puso la carne de gallina.
Temblorosa, parpadeó tratando de escudriñar en la cambiante oscuridad, un frío y oscuro vacío con silenciosos puntos de luz roja envueltos en una creciente niebla. Estaba helada, medio echada sobre alguna clase de sofá y…
¡Oh, Dios!, ¿estoy desnuda?
¿Era cierto?
¡No puede ser!
Aun asípodía sentir la suave superficie de terciopelo contra sus corvas, sus nalgas y sus hombros, donde entraban en contacto con el brazo de aquel asiento.
Una aguda punzada de terror atravesó su cerebro.
Trató de moverse, pero sus brazos y piernas no respondían, ni siquiera podía girar la cabeza. Movió los ojos hacia arriba, tratando de vislumbrar el techo de aquella habitación tan oscura conesa extraña luz roja.
Pudo oír un débil carraspeo.
¿Qué?
¿No estaba sola?
Intentó girar su cabeza hacia el sonido.
Pero no fue capaz. Cayó pesadamente contra el respaldo el asiento. ¡Muévete, Rylee, levántate y corre, joder!
Un nuevo sonido. El roce de un zapato contra el cemento (o algo sólido) llegó hasta sus oídos.
Sal de aquí, sal de aquí ahora mismo. Esto esdemasiado raro.
Aguzó los oídos. Le pareció que el más tenue de los susurros le llegaba desde las sombras. ¿Qué demonios era aquello?
Una nueva sensación de miedo estremeció su interior. ¿ Por qué no podía moverse? ¿Qué era lo que le estaba ocurriendo? Trató de hablar pero no fue capaz de pronunciar una palabra, como si sus cuerdas vocales estuvieran congeladas. Miró frenéticamente a sualrededor; los ojos podían moverse en sus cuencas, pero su cabeza era incapaz de girar.
Le palpitaba el corazón y, a pesar del frío en el ambiente, comenzó a sudar.
Era un sueño, ¿verdad? Una horrible pesadilla en la que no podía moverse y se encontraba sobre un sofá de terciopelo, tan desnuda como el día en que vino al mundo. Le pareció que el sofá estaba ligeramente elevado, como sise encontrase sobre alguna extraña clase de escenario o estrado, rodeado por un público invisible; gente que se ocultaba en las sombras.
El terror le cerraba la garganta.
El pánico se apoderaba de ella.
No es más que un sueño, recuérdalo. No puedes hablar, no puedes moverte, son los clásicos signos de una pesadilla. Cálmate, apártalo de tu cabeza. Te despertarás por la mañana…Pero no prestó atención a los consejos que revoloteaban por su cabeza, porque allí había algo escondido y en silencio. Algo no iba nada, nada bien en toda aquella situación. Jamás antes había estado aterrorizada por una pesadilla en la que hubiera pensado para sí misma que pudiera estar soñando. Y allí había una realidad inherente, una esencia que le hacía replantearse su razonamiento.
¿Quépodía recordar…? Oh, Dios, ¿había sido la noche anterior… o tan solo unas horas antes ? Había salido a tomar unas copas con sus nuevos amigos del colegio, una especie de pandilla que andaba metida en eso del «Vampirismo gótico»… no, no… ellos insistían en que se trataba de Vampyrismo. Se suponía que esa arcaica pronunciación lo convertía en algo más real, o algo por el estilo. Hubo susurros,...
tracking img