Joaquim jose da silva xavier - tiradentes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1291 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Joaquín José da Silva Xavier, o Tiradentes, (Minas Gerais, 16 de agosto de 1746 - Río de Janeiro, 21 de abril de 1792) fue un odontólogo, militar, minero, comerciante y activista político brasileño, conocido como héroe nacional del Brasil por haber asumido en exclusiva la responsabilidad de la Conspiración Minera, primer intento serio de independizar a Brasil del Reino de Portugal a fines delsiglo XVIII.

Primeros años

Nació en un pueblo del distrito de Pombal. Tiradentes era hijo del portugués Domingos da Silva Santos, propietario rural, y de la brasileña Maria Antônia da Encarnação Xavier. Era el cuarto de siete hermanos. En 1755 y 1757 murieron sucesivamente su madre y su padre. No estudió de manera formal, sino que se puso bajo la tutela de un padrino, que era cirujano. Trabajóocasionalmente como minero y en diversas tareas relacionadas con la farmacia y la odontología, lo que le valió su apodo de Tiradentes.

Con los conocimientos adquiridos en su trabajo de minero se hizo técnico en reconocimiento de terrenos y en exploración de sus recursos, y empezó a trabajar para el gobierno. En 1780 se alistó en el ejército de Minas Gerais, y en 1781 fue nombrado por la reinaMaría I, comandante de patrulla de Caminho Novo, que conducía hasta Río de Janeiro y que garantizaba el transporte del oro y los diamantes de la región. En ese periodo, comenzó a criticar las misiones de exploración del Brasil por parte de la metrópoli, lo que resultaba evidente cuando se comparaba el volumen de riquezas tomadas por los portugueses y la pobreza en la que seguía viviendo el pueblo.Descontento por no conseguir ascender en su carrera militar (en la que sólo llegó al grado de alférez) se licenció en 1787.

Actividad política

Durante un año Tiradentes vivió en la capital de la colonia, Rio de Janeiro. Pero la imposibilidad de obtener beneficios en grandes proyectos de canalización que se desarrollaban en Río de Janeiro hizo que sus sentimientos antiportugueses seacrecentaran. De regreso a Minas Gerais, empezó a preconizar en Vila Rica y sus alrededores la creación de un movimiento de independencia para Brasil. A este movimiento se integraron miembros del clero y personajes de cierto relieve social, como Cláudio Manuel da Costa, antiguo secretario del gobierno, Tomás Antônio Gonzaga, e Inácio José de Alvarenga Peixoto.

El movimiento ganó apoyo ideológico con laindependencia de las colonias británicas en Norteamérica y la formación de los Estados Unidos. Factores regionales y económicos también influyeron en consolidar la rebelión en Minas Gerais, ya que la región producía cada vez menos oro. Los colonos ya no eran capaces de cumplir con el pago anual de cien arrobas de oro destinadas a la Real Fazenda, motivo por el que se unieron a la rebelión.

Elsentimiento de rebelión alcanzó su momento álgido con la implantación de un nuevo impuesto por parte del gobierno colonial: una tasa obligatoria de 538 arrobas de oro en impuestos atrasados (desde 1762), debía ser ejecutada por el nuevo gobernador de Minas Gerais, Luís Antônio Furtado de Mendonça, vizconde de Barbacena. El movimiento se inició la noche de la insurrección: los líderes de lainconfidencia salieron por las calles de Vila Rica dando vivas a la República, con lo que obtuvieron la inmediata adhesión de la población. Sin embargo, antes de que la conspiración se transformara en revolución, fue delatada por los portugueses: coronel Joaquim Silvério dos Reis, teniente coronel Basílio de Brito Malheiro do Lago y el natural de Azores Inácio Correia de Pamplona, a cambio de vercondonadas sus deudas con la Hacienda Real.

El vizconde de Barbacena suspendió el impuesto y ordenó la prisión de los conjurados (1789). Tiradentes se escondió en casa de un amigo en Rio de Janeiro, pero fue delatado por Joaquim Silvério dos Reis (que más tarde, por su delación, entre otras cosas, recibiría de la corona el título de Fidalgo).

Entre los inconfidentes destacaron los religiosos...
tracking img