Juana inés

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1846 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juana

Ante la pregunta de por qué no ha habido mujeres filósofas puede responderse entonces que no han hecho filosofía desde el espacio delimitado por la filosofía clásica sino desde otras zonas, y si se lee o se escucha su discurso como discurso filosófico, puede operarse una transformación de la reflexión[1].

Cuando tuve la oportunidad de acercarme a lostextos de una de las más conocidas escritoras de la estética barroca en el periodo virreinal, pensé en escribir a modo de apuntes personales aspectos que me parecían valiosos e importantes de ella y de lo que varios autores y críticos sostenían. Comencé por escribir en la hoja “Sor Juana Inés de la Cruz”.

Como ya había realizado varios comentarios y escrituras en los apuntes decidí abreviar sunombre para evitar repetirlo varias veces. Pero allí me detuve a pensar por qué cada vez que la mencionaba tenía que anteponer su profesión, es decir, escribía “sor” como si esto fuera una parte inherente de ella. Como si al no especificar que era monja ya no se trataría de ella. Luego, noté que la mayoría de los autores la llamaban “sor Juana Inés de la Cruz” y sólo algunos de los críticos lallamaban “Juana”[2].

Muchos podrán fundamentar que se trata de una formalidad y que es necesario decirlo porque en verdad era monja. Qué podría suceder si se la llamara por la profesión que realmente tenía.

Al acercarme a algunas lecturas conocí algunos aspectos de su vida. Y a medida que continuaba escribiendo los apuntes me seguía convenciendo de que ya no la llamaría más como “sor”.Sino simplemente “Juana Inés”. Y digo simplemente con toda la complejidad que ello implica. Porque considero que todos los seres humanos, en nuestra totalidad y en la complejidad de nuestra persona no somos solo un aspecto de nuestras vidas. Nombrar a Juana Inés de la Cruz por “sor” es reducir el absoluto de su persona a una sola característica o dimensión de su vida. Juana no fue solo monja.Esta profesión que ella ha “elegido” no es tampoco el elemento que mejor la podría definir. Octavio Paz en “Sor Juana o las trampas de la Fe” considera que si bien la mayoría de pensadores dicen que Juana eligió la religión por un llamado a ser o vocación, es indispensable pensar que en el siglo XVII la vida religiosidad se vivía de otra manera. Las personas que estaban en los conventos nosiempre elegían la profesión por seguir un llamado divino, sino muchas veces por necesidades mundanas. No por esto Octavio Paz considera que Juana Inés haya sido una católica insincera, pero las condiciones de vida y la realidad de la mujer eran diferentes a las de nuestro siglo.

Generalmente se tomaban los hábitos por “arreglos familiares, por falta de fortuna, (…) también las que estaban en elmundo y sin apoyo del varón.(…) Tomar los hábitos era una solución corriente en aquella época.”[3]

Este crítico afirma que nada revela una predisposición religiosa en la vida de Juana, antes de entrar al convento. Solamente se menciona que tenía familiares monjas, pero ella misma cuenta en la Respuesta a Sor Filotea de la Cruz:

“Entréme religiosa, porque aunque conocía que teníael estado cosas (de las accesorias hablo, no de las formales), muchas repugnantes a mi genio, con todo, para la total negación que tenía al matrimonio, era lo menos desproporcionado y lo más decente que podía elegir en materia de la seguridad que deseaba de mi salvación; a cuyo primer respeto (como al fin más importante) cedieron y sujetaron la cerviz todas las impertinencillas de mi genio, queeran de querer vivir sola; de no querer tener ocupación obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros.”
(De la Cruz, J. I: 1691)

Más bien, ella se caracterizaba por la curiosidad y las ansias del conocimiento. A mi modo de verla considero que debemos sumarle a su persona la característica de “filósofa”....
tracking img