Julio ramon ribeyro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4559 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN
El presente trabajo tiene por finalidad dar a conocer a los compañeros y al alumnado en general cuales son los rasgos característicos que presenta Julio Ramón Ribeyro tanto en la construcción de sus textos como en la posición qué el toma y tiene como persona natural y conciente de su realidad adyacente. Par dicho propósito nos hemos remontado a la lectura y análisis de uno de suscuentos que pertenece a LA PALABRA DEL MUDO.
En el primer capítulo hablaremos acerca del tema y caracterización del autor como se presenta a la comunidad literaria de su tiempo, donde se logra ubicar por sus características narrativas y como es calificado por su progresivo trabajo.
El capitulo II es sin duda una significativa muestra de la biografía del insigne escritor urbano así como de unacronología de sus obras escritas a lo largo de su vida como de ediciones póstumas en homenaje del autor.
El capitulo III explica y detalla los estilos los temas que el autor toco en sus cuentos, el estilo singular, las influencias que recibió de otros autores de renombre y los recursos literarios como narrativos para desarrollar sus corpus narrativos.
El capitulo IV es sin duda el capitulo másextenso y significativo de todo el trabajo, en el se centra el análisis de uno de los cuentos del autor: Los Merengues. Par dicho fin se usa el esquema de de Lázaro Carreter buscando de esta forma un claro y letal significado del cuento, su tema y los subtemas que circundan el corpus narrativo.
CAÍTULO I
TEMA Y CARACTERIZACIÓN DEL AUTOR
1. Entre 1929 y 1994, en un país de cuyo nombresobradamente nos acordamos –Perú- vivió un escritor del boom latinoamericano, tan marginal como los personajes que desfilan a lo largo de su obra: sublime prolongación de la permanencia en el tiempo, de quien en vida fuera Julio Ramón Ribeyro Valle; nuestro tema de ocasión.
Es poco lo que Ribeyro ha escrito para la novela; algo más lo que dedicó al teatro, regulares sus elucubraciones críticas, muchísimo suregistro personal y copiosa, abundante, cuantiosa y profusa su producción cuentística. En suma, la obra de Ribeyro es vasta y muy difícil de seleccionar. Elegir un cuento de Julio Ramón puede tomar tanto tiempo o más del que tomaría leer toda su obra, a menos que nos aproximemos al todo con un criterio discriminador; por ejemplo, un texto que ponga a prueba la tan mencionada objetividad delnarrador riberyano, dada su alta carga emotiva y, naturalmente, efectiva, en el horizonte de la recepción (lector). Aun así – y en realidad así es- podríamos llegar a la conclusión de que más de un cuento cumple con dicho criterio. Entonces, no hay salida. También el lector tiene derecho a hacer valer sus preferencias, siempre que le parezca que un texto cumple más que otro. En síntesis, el texto aelegir deberá ser una narración que no pueda ser leída sin dejarse afectar, sin permitir que la emoción embargue y cumpla su rol de comprometer más allá de lo necesario la susceptibilidad del lector, quien pone en todo momento a duda la inafectación del narrador frente a los hechos. Así, de una nueva Edición de La palabra del mudo preparada por PEISA en este año, hemos tomado el cuento Los merenguescomo el texto capaz de poner a prueba la objetividad del narrador Riberyano, y mostrar cómo funcionan las estrategias discursivas de Ribeyro en la consolidación de dicha objetividad.
2. Un cuento de Julio Ramón
Ya para muy pocos es ajeno saber que mientras que en los años del boom se difundía la idea que un gran escritor debía gozar de publicidad y fama, de alguna manera Ribeyro era lanegación del boom. A decir de sí mismo: "Escritor discreto, tímido, laborioso, honesto, ejemplar, marginal, intimista, pulcro, lúcido: He allí algunos de los calificativos que me ha dado la crítica. Nadie me ha llamado nunca gran escritor. Por que seguramente no soy un gran escritor". Y es que al inicio de su carrera literaria – y aún mucho tiempo después-
Ribeyro creía que sólo una gran novela...
tracking img