Kjlml

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3016 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Departamento
 de
 Lengua
 y
 Literatura
 
 
 


 
 

Día
 del
 Libro
 2012
 
 

VIDA DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

El pasado perdido. Sevilla. Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla, el 17 de febrero de 1836. Era el cuarto hijo de José Domínguez Insausti y de Joaquina Bastida Vargas. El apellido Bécquer procedía de lejanos antepasados flamencos,llegados a Sevilla en el siglo XVI y que habían ocupado una posición lo suficientemente elevada como para que su nombre figurase en una capilla de la catedral. El padre y el tío del poeta, reconocidos pintores del género costumbrista, recuperaron el sonoro apellido de su abuela para firmar sus lienzos, como harán después el propio Gustavo y su hermano Valeriano, también pintor. En 1841 muere supadre, con sólo treinta y seis años. En 1847 muere también su madre. Los hermanos se reparten entre el resto de la familia. Entre 1846 y 1847, la educación de Bécquer se desarrollará en el Colegio de San Telmo, donde se impartían estudios de náutica. Allí tiene como compañero y amigo a Narciso Campillo, que reaparecerá en los últimos años de su vida y quien tendría importancia –todo lo discutibleque se quiera– en su fama póstuma.. Junto a él, Gustavo inicia sus contactos con la literatura, con un sesgo marcadamente clasicista. La figura del poeta neoclásico Alberto Lista, antiguo profesor de Espronceda, condiciona hasta el último cuarto del XIX toda la poesía que se hará en la ciudad. Gustavo Adolfo Bécquer estará dos años como aprendiz en el taller del pintor Antonio Cabral Bejarano ypasará luego al estudio de su tío Joaquín Domínguez Bécquer, donde también se inicia como pintor su hermano Valeriano. Pero, por otro lado, le tienta con insistencia la literatura, que ni de lejos promete estabilidad económica. Otra de las destrezas becquerianas fue la música. Como muchos otros escritores, Bécquer revela un profundo conocimiento de las producciones musicales burguesas por excelencia,como son la ópera y la zarzuela.
"Yo no sé la música; pero le tengo tanta afición que, aun sin entenderla, suelo coger a veces la partitura de una ópera y me paso las horas muertas hojeando sus páginas." ("El Miserere", El Contemporáneo, 17-IV-1862)

No obstante, y de nuevo gracias a los recuerdos de familiares y amigos del poeta, sabemos también que Bécquer tenía cierta fineza de oído así comobastante pericia a la hora de poner sus manos en un piano o una guitarra. De hecho, es curioso que sean precisamente estos dos instrumentos los que aparezcan vinculados a él, puesto que muy bien podrían reflejar de forma simbólica las dos

  1
 

[Escriba
 texto]
 
 

[Escriba
 texto]
 

[Escriba
 texto]
 

corrientes musicales que más inspiraron a Bécquer:la música clásica (piano) y la música popular andaluza (guitarra). La música estará presente una y otra vez en las leyendas y en las Rimas. En la leyenda El miserere, el protagonista, que es un músico, y por extensión, la representación del artista en general, trata de encontrar la obra máxima ayudándose de la inspiración que le ofrece la naturaleza. A la música y a la pintura habrá que añadir lahuella indeleble que le dejará la literatura durante su juventud En 1848, con doce años, escribe una “Oda a la muerte de Alberto Lista” en el cuaderno de borradores de su padre Por otra parte, Bécquer tiene acceso a las obras del romanticismo europeo y español gracias a la biblioteca de su madrina, Manuela Monnehay, donde leería a los inevitables Lamartine, Hugo, Musset o Byron. El sueño madrileñoComo tantos otros jóvenes, Gustavo adquiere conciencia de que para triunfar en literatura Sevilla quedaba demasiado estrecha. Madrid era, sin duda, la plataforma donde se reconocía el genio, donde publicaban las revistas y editoriales de mayor difusión, donde sentaban cátedra los mayores ingenios del país. Campillo y él, junto a Julio Nombela, futuro autor de unas memorias imprescindibles para...
tracking img