La amistad en el quijote

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2705 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fil. Hispánica Literatura del Barroco y S. XVIII
Comentario sobre el tema de la amistad y de un fragmento del capítulo XV de la primera parte de la obra de Miguel de Cervantes El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha

Uno de los temas fundamentales de esta obra es la amistad, y por ello en este trabajo voy a intentar acercarme a distintos aspectos basándome principalmente en larelación entre don Quijote y Sancho Panza.

En primer lugar, me parece oportuno empezar con el concepto de amistad que tiene Cervantes. Para él, creo, no se basa en igualdad de estatus social, en igualdad económica, ni siquiera en igualdad de opiniones ni de gustos. Tampoco debe ser una total disparidad. “En este tiempo, solicitó don Quijote a un labrador vecino suyo, hombre de bien -si es que estetítulo se puede dar al que es pobre-, pero de muy poca sal en la mollera. En resolución, tanto le dijo, tanto le persuadió y prometió, que el pobre villano se determinó de salirse con él y servirle de escudero” [Quijote: 1ª Parte: Cap. VII]. Debe fundamentarse pues en una serie de valores básicos, unas formas de ser, que aunque no se posean “directamente”, sí de forma natural, como es caso deSancho. Precisamente por esto, la relación entre don Quijote y Sancho no es estrictamente la relación de amistad que tenemos por más frecuente, sino que me parece que al principio es más parecida a la de un mentor y su alumno. “-Mentís –respondió Sancho-, que yo no soy salteador de caminos; que en buena guerra ganó mi señor don Quijote estos despojos. Ya estaba don Quijote delante, con mucho contento dever cuán bien se defendía y ofendía su escudero, y túvole desde allí adelante por hombre de pro, y propuso en su corazón de armalle caballero en la primera ocasión que se le ofreciese, por parecerle que sería en él bien empleada la orden de la caballería” [Quijote: 1ª Parte: Cap. XLIV]. Y conforme se vayan acercando, será como la de un padre y un hijo, como hacen patente los consejos que da D.Quijote a Sancho antes de su partida para el gobierno de la ínsula Barataria [Quijote: 2ª Parte: Cap. 42, 43]. Esto se verá a lo largo de la obra hasta que este “padre” ya no pueda enseñar más al “hijo” y éste se emancipe y se convierta en su compañero, aconsejándose mutuamente y perfectamente entrelazados.
Para Cervantes uno de los pilares de la amistad será la confianza. “-¡Oh santo Dios!-dijo a este tiempo dando una gran voz Sancho-. ¿Es posible que tal hay en el mundo, y que tengan en él tanta fuerza los encantadores y encantamentos, que hayan trocado el buen juicio de mi señor en una tan disparatada locura? ¡Oh señor, señor, por quien Dios es, que vuestra merced mire por sí y vuelva por su honra, y no dé crédito a esas vaciedades que le tienen menguado y descabalado el sentido!-Como me quieres bien, Sancho, hablas desa manera -dijo don Quijote-; y, como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles; pero andará el tiempo, como otra vez he dicho, y yo te contaré algunas de las que allá abajo he visto, que te harán creer las que aquí he contado, cuya verdad ni admite réplica ni disputa” [Quijote: Parte2ª: Cap. XXIII]. Sin la confianza es imposible seguir adelante: tal es el caso del gran agravio que hace Fernando a Cardenio cuando lo traiciona. Este es un claro ejemplo que nos muestra Cervantes de lo que no es amistad.
Para llegar a esta confianza, cada uno de los dos personajes, D. Quijote y Sancho, deben demostrar al otro que son dignos de ella. Para D. Quijote le es connatural: su bondad, suarrojo, su tenacidad, lo que le hacía ser apodado antes “el Bueno”, y que hace que Sancho como primera muestra de confianza y primordial, le siga, además de por interés. “Porque era un pobre caballero encantado, que no había hecho mal a nadie en todos los días de su vida” [Quijote: 1ª Parte: Cap. LII]. No por ello, se debe dejar de seguir dando pruebas: como ejemplo, Sancho no olvidará nunca su...
tracking img