La ansiedad de ser puertorriqueño

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5093 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Preparado por Reina E. Santiago Maldonado CAC III

Introducción
Podríamos tener muchas formas de interpretar el texto de “La Ansiedad de Ser Puertorriqueños”. Sin embargo de manera muy crítica Torrecilla (2004), nos coloca ante la imagen de lo que Puerto Rico ha significado para los Estados Unidos y lo que el puertorriqueño ha permitido con la justificación de que ha sido beneficiado por losEstados Unidos.
Dice una canción de un conocido autor puertorriqueño que si usted quiere cantar, tiene que primero aprender a cantar la música que viene del extranjero porque "nuestro le lo lai rueda por el suelo". Más adelante el compositor añade que si usted quiere comer, primero tiene que aprender a comer los alimentos que vienen del extranjero porque nuestra producción (refiriéndose ala producción de nuestro país), "rueda por el suelo". La expresión de protesta del autor recoge el sentir de una época; los diversos problemas que le aquejaron y que hoy también nosotros compartimos como puertorriqueños. Hemos creído por imposición que necesitamos vivir de la “Gran Nación”, para poder ser, lograr y tener.
    Después de la invasión norteamericana de 1898 hemos. estado luchando"entre la esencia y la forma", esa ambivalencia en nuestra lucha por la identidad que consumía a Julia de Burgos cuando notaba la impotencia por definir nuestra personalidad y sufría la agonía de la transculturación para derogar graciosamente 500 años de historia y de cultura.
    En la época del célebre Rafael Cortijo, se respiraba una atmósfera de inestabilidad e inseguridad, la misma que lollevó a componer la canción del "le lo lai". Esta atmósfera ha reincidido en nosotros y ha provocado la gran mayoría de los problemas que hoy enfrenta la sociedad puertorriqueña. Tiene nombre: Transculturación.
    ¿Qué pasa?, preguntaba un hombre a otro al conversar sobre el tema y el último contestaba al primero: "Es que somos víctimas del sistema". La contestación de aquel hombre apunta haciael eje que mueve el mecanismo de vida que ha detenido y en cierta forma ha adulterado las bases de la sociedad puertorriqueña.
    Los períodos de inestabilidad política que ha vivido Puerto Rico durante el último siglo (cambio de soberanía, dicen los sociólogos) y la pérdida gradual de los valores tales como- el profundo y sincero amor a Dios sobre todas las cosas, la unión de la familia, elamor desinteresado, el amor ágape hacia el prójimo (que es todo aquel que está a nuestro alrededor); y el amor intrínseco a la patria, al pedazo de suelo aquel donde se nace, son sólo ejemplos de sentimientos, emociones y modos de actuar que llegaron a ser características particulares de la idiosincrasia del jíbaro puertorriqueño y que hoy se llevan a un referéndum. No se puede derogar 400 años decultura para empezar con borrón y cuenta aparte. En los primeros 100 años de convivencia entre España y Puerto Rico se fijaron las bases para la identidad, para el carácter del puertorriqueño. Lo jíbaro nos define y ya el término no es anatema, ni vergüenza, sino nuestro orgullo nacional. De hecho, la palabra jíbaro, con el pasar de los años y los inevitables cambios en la cultura, ha adquirido unsignificado denigrante, con matiz de insulto, razón por la cual un gran número de habitantes de zonas urbanas y hasta de las más alejadas zonas rurales se sienten ofendidos al ser llamados jíbaros. A esto le llaman los sicólogos baja autoestima; porque después de todo, nosotros somos el jíbaro de ayer embricado en la personalidad del puertorriqueño de hoy.
Esta descripción es muy parecida a laque establece Torrecilla (2004) en la ansiedad de ser puertorriqueño. Donde en su análisis deja al lector que sea él quien defina si es privilegio o desgracia ser un eslabón particular del imperio moderno a través de más que un vínculo, una osmosis revertida con Estados Unidos.

La ansiedad de ser puertorriqueños

Cuando Torrecilla hace uso del término osmosis, éste podría sonar escueto...
tracking img