La banda oriental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5601 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
El presente es un trabajo dirigido a cumplir con la tarea encomendada por el Profesor Alejandro Rosano para rendir la prueba parcial del curso de Historia de 5º grado.
El tema principal del trabajo, orienta hacia una idea general de la situación de la Banda Oriental, desde los tiempos en que solo la habitaban un montón de charrúas dispersos y el ganado introducido previamente,hasta los instantes previos a los inicios de la revolución artiguista.
En los tres capítulos encontramos las situaciones de todos los aspectos de la vida en la Banda Oriental; en el primer capitulo, los aspectos introductorios hacia como se pobló de blancos y colonos la zona; el segundo: una noción de la administración de la tierra y el ganado, y por esto de la fuente laboral de todo el territorio; ytercero una síntesis política de las situaciones que determinaron la inestabilidad que derivara luego en la revolución.

Capitulo I – El Poblamiento de la Banda Oriental

La Banda Oriental no participó en forma prioritaria del interés de la corona española sobre la colonización del Plata. Esta región se mantuvo al margen del proceso fundacional, ya que la primera etapa de la conquista seencamino hacia el Alto Perú, y luego de 1545, hacia la plata de Potosí.
Pero en 1547, cuando aún se prolonga la colonización hacia Asunción, se le otorga por capitulación a Juan de Sanabria autorización para poblar la Banda Oriental “…Un pedazo de tierra que queda desde la boca de la entrada del Río de la Plata sobre su mano derecha hasta los dichos treinta y un grados de altura en el cual habéis depoblar un pueblo”. Era ésta la primera referencia precisa a la futura provincia del Virreinato. La muerte de Sanabria impidió este objetivo.[1]
“Tan antiguos como el descubrimiento que hicieron los españoles del Río de la Plata fueron los reclamos de los portugueses, respecto a la pertenencia de su margen septentrional. El siglo XVI y el siguiente casi en toda su extensión, transcurrieron sinque ninguna de las dos naciones conquistadoras llegasen a afirmar el domino sobre este territorio. La firmeza y la rebeldía Charrúa se opusieron a toda tentativa de posesión estable y las expediciones fracasaron lamentablemente. Los feraces campos del Uruguay, poblados ya por innumerables cabezas de ganado y sus bosques, vinieron a ser presa codiciada de los portugueses, que bajaban del vecinoEstado de Río Grande, internándose en las zonas fronterizas; de los corsarios ingleses, franceses y holandeses, cuyos buques hacían largas estadías en las ensenadas atlánticas; de las Misiones Jesuíticas que extendían sus estancias hasta Paysandú: y de los vecinos de Buenos Aires, que con licencias de sus Gobernadores o sin ellas, penetraban en los departamentos del Sur para hacer considerables acopiosde cueros y leñas”. [2]
Surge también la cuestión de la poca importancia de la corona a estas zonas de la anécdota de que fueron muy jóvenes los que componían el grupo de 34 primeros pobladores de Montevideo, aquellos seis únicos matrimonios que se atrevieron a responder al llamamiento de Zabala, y que en los primeros meses de 1726 se vinieron desde Buenos Aires hasta nuestra penínsuladesértica, con su caterva de hijos, alguna sobrina y un par de entenadas.
Solo cinco de esos 34 bonaerenses habían llagado a la cuarentena de edad; pero los dos mayores ni siquiera pasaban los 44 años: Sebastián Carrasco y María Carrasco, emparentados, como casi todos. En la treintena había sólo cuatro: entre ellos, el zaragozano Juan Antonio Artigas, soldado de 30 cumplidos, que habría de ser abuelo delprócer. Y quedaban tres mujeres Carrasco más, todas en la veintena.
Igual es de entender la juventud de esta gente, ya que no cualquiera se arriesga a intentar conquistar una tierra inhóspita y no muy prometedora de prosperidad además de exponerse a la amenaza de indios y portugueses. Solo se explica en la actitud aventurera, exploradora y pionera de la juventud.[3] “De esto extraemos el hecho...
tracking img