La casa torcida "agatha christie"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 140 (34838 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
AGATHA CHRISTIE || LA CASA TORCIDA

SELECCIONES DE BIBLIOTECA ORO 232
EDITORIAL MOLINO

TITULO original: CROOKED HOUSE
TRADUCCION: STELLA DE CAL

Apartado de correos 25
Calabria, 166 – Barcelona – 15
Depósito Legal B. 29.925- 1965
Numero de registro 5.608 -65
Impreso en España
Grafica Pérez – Calderón de la Barca, 3 – Barcelona -16

Guía del lector

En un orden alfabéticoconvencional relacionamos a continuación los principales personajes que intervienen en esta obra

BROWN (Laurencio): joven preceptor de los nietos de Leónides.
GAITSKILL: abogado de la familia Leónides
GRAY: doctor en medicina
HAVILAND: (Edith): anciana tía de los Leónides, hermana de la que fue primera esposa del viejo Arístides.
HAYWARD (Arturo): comisario de policía de Scotland Yard y padrede
HAYWARD (Carlos): joven y sesudo diplomático, novio de Sofía Leónides y protagonista de esta novela
LAMB: sargento de policía
LEóNIDES (Arístides): anciano millonario y generoso, jefe de la familia, que en su totalidad con él convive
LEÓNIDES (Brenda): joven y bella segunda esposa del anterior.
LEÓNIDES (Clemencia): esposa de Rogelio Leónides, dedicada a investigaciones científicas en elInstituto Lambert
LEÓNIDES (Eustaquio): nieto de Arístides e hijo de Felipe y Magda
LEÓNIDES (Josefina): Hermana de Eustaquio, muchachita de unos catorce años, fea, desgarbada, pero sumamente despabilada
LEÓNIDES (Felipe): segundo hijo de Arístides y padre de Sofía, Eustaquio y Josefina. Escritor de historia
LEÓNIDES (Rogelio): hijo mayor de Arístides, gerente de una sociedad deabastecimientos.
LEÓNIDES (Sofía): nieta mayor de Arístides e hija de Felipe; novia de Carlos Hayward. Bella y elegante muchacha, funcionaria del ministerio de asuntos exteriores durante la guerra mundial
NANNIE: vieja y fiel criada de la familia Leónides
TAVERNER: inspector de policía.

Capitulo I

onocí a Sofía Leónides en Egipto, hacia el final de la guerra. Ocupaba un puesto administrativo bastanteimportante en uno de los departamentos del Ministerio de Asuntos Exteriores en ese pais. La conocí primero en su aspecto oficial y pronto pude apreciar la eficiencia que la habia llevado hasta aquel puesto, a pesar de su juventud (por aquella época acababa de cumplir veintidós años)
Además de ser muy agradable a la vista, tenía la mente muy clara y un especial sentido del humor que meencantaba. Nos hicimos amigos. Resultaba muy fácil el hablar con ella y disfrutamos mucho las veces que salimos juntos a cenar o bailar.
Todo esto ya lo sabía yo. Lo que no supe hasta que me destinaron a Oriente, al final de la guerra europea, era que estaba enamorado de Sofía y que quería casarme con ella.
Estábamos cenando en el restaurante « Shepheard » cuando hice este descubrimiento. No fuepara mí ninguna sorpresa, sino más bien el reconocimiento oficial de un hecho conocido hacía tiempo. La miré con ojos distintos, pero todo lo que vi era familiar desde mucho antes. Me gustaba todo en ella, el cabello oscuro y rizado, que brotaba orgulloso de su frente, el azul brillante de sus ojos, la pequeña barbilla, cuadrada y luchadora, la nariz recta. Me gustaba su traje gris claro, de buencorte, y la blusa blanca rizada. Todo su aspecto, tan ingles, me atraía poderosamente, después de tres años sin ver mi tierra natal. Nadie, pensé, podría ser más inglés. Y en el mismo momento en que pensaba así, se me ocurrió de pronto si Sofía sería inglesa como parecía. Era como la representación teatral de lo inglés, y la realidad no puede ser tan perfecta.
Me di cuenta de que a pesar de laconfianza con que nos habíamos hablado, discutiendo nuestras ideas, lo que nos gustaba y lo que nos disgustaba, lo futuro y las amistades y conocimientos comunes. Sofía nunca había mencionado ni su casa ni su familia. Ella sabía todo lo referente a mi persona (era, según indique anteriormente, una buena oyente); pero sobre ella, yo no sabía nada. Nunca hasta aquel momento había caído en la...
tracking img