La ciudad de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1962 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 10 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“La Ciudad de Dios”

Capítulo I
En este capítulo se examina los argumentos que trataron otros filósofos sobre el bien y el mal, para ello recurre al libro "Filosofía" de Marco Varrón, quien era una estudioso del siglo I a.C. Marco Varrón afirmaba haber encontrado doscientas ochenta y ocho sectas y opiniones en toda la historia del pensamiento que versaban acerca del bien y el mal. Para esteautor, de estas doscientas ochenta y ocho sólo rescataba tres como "importantes", y de esas tres, nada más que una como la "verdadera": la de la escuela de Aristóteles.

San Agustín consideraba que en el arduo trabajo de Varrón, los filósofos por alguna razón no habían errado tanto en hallar que es lo que hace al hombre bienaventurado, eso que hace al hombre feliz: el bien. Para San Agustín el hombretiende siempre a desear el bien en y por sí mismo, lo desea en su forma completa y evitando caer en todo mal.

Cabe mencionar que para San Agustín, la filosofía tendría como fin "el bien" y toda secta u opinión que no se ocupase de filosofar sobre el bien, pues, no era correcto llamarla una secta.
Del libro escrito por Varrón, San Agustín cita las cuatro cosas que apetecen los hombres: el deleite,con que se mueve gustosamente el sentido sensual del cuerpo; la quietud con la cual uno está libre y sin padecer molestia alguna del cuerpo; la una y la otra, tanto el deleite como la quietud juntas; y los principios de la naturaleza, en donde se halla el deleite, la quietud y varias otras cualidades tanto en el cuerpo como en el alma.

Capítulo II
San Agustín explica como Varrón va descartandosectas y opiniones hasta llegar a tres, que para él, son de importante consideración.

Se discute como llegar a que el hombre sea por fin bienaventurado, se ponen de manifiesto tres géneros de vida para llegar a la bienaventuranza:
* El ocioso,
* El activo y
* El templado
San Agustín, derrumbando toda la incertidumbre de con cual género de vida se podría llegar a la bienaventuranza, diceque muchos pueden vivir en cualquiera de los tres géneros de vida y errar en el método para conseguir la bienaventuranza.

Capítulo III
Es aquí cuando Varrón, de las tres sectas que buscan el sumo bien del hombre, se queda con la que le parece correcta.

Para determinar cual de las tres sectas es la correcta, Varrón antes indagaría qué es lo que busca la filosofía. Encontraría que ésta tiene porobjeto filosofar sobre el sumo bien del hombre. Pero surge otra interrogante, ¿Qué es el hombre? En la naturaleza del hombre se hallarían dos cosas, cuerpo y alma, y no se dudaría que el alma es superior al cuerpo, pero Varrón se preguntaría si sólo el alma constituye al cuerpo, llegando a la conclusión que tanto cuerpo como alma se corresponden mutuamente. Tras este razonamiento, Varrón opinaráque la felicidad del hombre dependería de bienes del alma y bienes del cuerpo y que la virtud, el "arte de vivir", debería acoger la primigenia, para que el hombre desee todas las cosas como sí mismas y con el fin de gozar de todas y despreciar algunas cuando la necesidad lo llame.

Capítulo IV
En este capítulo San Agustín comienza preguntándose

¿Qué opinan los cristianos del sumo bien y del sumomal?,

Responde que la vida eterna (el paraíso) es el sumo bien y que la muerte eterna (el infierno) es el sumo mal, y que para librarse del infierno y conseguir el paraíso es necesario vivir bien, o sea vivir con fe y credo en Dios.

San Agustín repudia a los filósofos que creían que la felicidad del hombre se podría conseguir en la vida terrena, cuando la misma sólo es posible hallarla en lavida eterna. Para el autor, estos filósofos pretendieron con mucha soberbia e ignorancia, ser felices en la tierra.

Con respecto a lo antes dicho por Varrón, el hiponense cree que el cuerpo y el alma no se corresponden, sino que el alma es superior al cuerpo, de hecho, es evidente que si el alma se guiara o correspondiera al cuerpo, obligaría al hombre a ceder hacia el pecado.
Establecida esta...
tracking img