La declaración de 1810

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1005 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DECLARACIÓN DE 1816

Ya pasaron seis años de la revolución de Mayo, que depositó en el gobierno de Las provincias Unidas del Río de la Plata, la Primera Junta de Gobierno. Comprometida, a gobernar en nombre, y defender los territorios de su rey cautivo por el francés Napoleón Bonaparte. El monarca, defensor de las ideas burguesas de dictar una constitución, que rigiera losdestinos de España y de todos sus territorios allende los mares, ya no considerados colonias, sino partes integrantes de un todo Imperio español: Don Fernando VII. Y del nacimiento de una fuerte reacción absolutista, llamada realista, enemiga de perder los privilegios que durante siglos les permitió la dominación y la explotación de estas tierras americanas.
Ya quedaron atrás los días en queel secretario de la Junta y revolucionario Mariano Moreno pusiera en marcha su Plan de Operaciones, decretando expropiar las riquezas de los españoles y destinar esos fondos a crear ingenios, fábricas, y fortalecer la navegación. Y la liberación de los esclavos y la igualdad y la libertad de todas las clases que componían el estado, incluyendo a los pueblos originarios. Y que recomendaba seguir"la conducta más cruel y sanguinaria con los enemigos". Ya quedó atrás su asesinato por envenenamiento en altamar ordenado por ¿Saavedra?
Ya quedaron atrás los días en que el revolucionario Juan José Castelli proclamó el fin de la servidumbre de los pueblos originarios en el Alto Perú (actual Bolivia), anulando el tutelaje y otorgándoles calidad de vecinos y derechos políticosiguales a los de los criollos. Quien también prohibió que se establecieran nuevos conventos o parroquias, para evitar la práctica frecuente de que, bajo la excusa de difundir la doctrina cristiana, los pueblos originarios fueran sometidos a servidumbre por las órdenes religiosas. Y que realizara la reforma agraria, repartiendo tierras confiscadas al español. Y que más tarde, el Primer triunvirato loprocesara por estos y otros cargos similares.
Ya pasaron cinco años de que una nueva elite de ricos mandamás porteños y de sus aliados del interior, se sintieran y creyeran dueños de la pelota y dieran el golpe que terminó con los ideales revolucionarios y populares, y cuyo único interés y preocupación consistió en ver de que manera los antiguos privilegios de los absolutistas, dedominación y explotación, quedaran es sus manos. Y allí estuvieron los Triunviratos manejados por el mimado del padre de la historia liberal-oficial Bartolomé Mitre: don Bernardino Rivadavia y sus secuaces.
Ya pasaron tres años de la Asamblea General Constituyente de año XIII quien expulsó a los asambleistas de la Banda Oriental (hoy Uruguay) portadores de las Instrucciones del caudilloJosé Gervasio Artigas, de darnos una declaración de independencia absoluta de las colonias; libertad e igualdad civil y religiosa de los individuos de cada provincia, quienes debían constituir la base de los gobiernos locales y del gobierno central; organización política federativa conforme a un pacto de reciprocidad; estados autónomos; garantías de comercio y establecimiento de la capital fuerade Buenos Aires. Y que por supuesto nada de esto hizo. Y que ya lánguida y a punto de perecer concentró el poder en la figura centralista y única de los Directores Supremos.
Ya pasaron dos años que Fernando VII fue liberado por la absolutista Santa Alianza, obligándolo a oponerse y a combatir cualquier intento de republicanismo o constitucionalismo. Y a poner orden en sus díscolosterritorios americanos. Y que a su regreso a España echó por tierra la Constitución de 1812 y persiguió, encarceló y fusiló a todo revolucionario español.
Ya pasó un año que cayo el prócer de los porteños, el Director Supremo Carlos de Alvear, el que desterrado en Brasil envió sendas cartas pretendiendo entregar, sí, así, lisa y llanamente entregar estas provincias primero a la corona...
tracking img