La fe real

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 160 (39927 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Fe Real

CAPITULO 1
UNA CONFESION

Durante años he tenido la convicción de que algo andaba mal. Ahora es cuando he descubierto qué era lo que andaba mal, ya que el mismo Espíritu Santo ha desarrollado ante mis perplejos ojos una visión de excelente hermosura. Por primera vez he visto nueva belleza y nuevas glorias del Señor en el corazón de aquella gracia que llamamos FE. La llamogracia, pues precisamente eso es. Por nuestra ceguera de corazón y mente, hemos sacado la fe del plano de lo espiritual, simplemente sin comprender lo que estábamos haciendo, la hemos colocado en el plano de lo metafísico. Un ejército de emociones y deseos ha trasladado la fe de las cámaras del corazón a los fríos e infructíferos corredores de la mente. ¿Por qué no han recibido contestación nuestrasoraciones? ¿Por qué hay tantos enfermos, a pesar de que se ha hecho a favor de ellos la llamada oración de fe? ¿Por qué están nuestras iglesias llenas de inválidos y lisiados, de sordos y ciegos, que se sientan a oír los sermones sobre sanidad divina, que son fieles a la Palabra y a las promesas del Señor, y, sin embargo, no son sanados?

Más de una vez he regresado a casa de algún culto, conlos gritos de victoria aún resonando en mis oídos... pero yo regresaba a llorar, por el desánimo que tenía en el corazón, delante del Señor. Las multitudes gritaban a causa de que algunos eran sanados; pero yo lloraba a causa de aquellas personas que salían arrastrando sus cuerpos cansados y enfermos de regreso al hogar: se iban tan necesitados como habían venido a los servicios.
¿No hubo bálsamoen Galaad? ¿No hubo compasión ni simpatía en el corazón del Hombre que tenía las cicatrices de los clavos en sus manos? ¿Por qué algunos son sanados de un modo tan maravilloso, y a otros se los despide con un llamamiento a que continúen creyendo y regresen otra vez, para someterse de nuevo a la misma fórmula?

Tenemos que enfrentarnos a los hechos. No es agradable para el Espíritu Santo queechemos a un lado la evidente discrepancia que hay entre la teología y la experiencia, encogiéndonos de hombros, y negándonos a pedir luz y dirección sobre este problema tan importante. Sólo la verdad puede libertarnos de la esclavitud de los temores y las dudas, y del desánimo que se presenta al final del camino de las desilusiones. La única manera de lograr la verdad consiste en acudir consinceridad y absoluta honestidad de corazón y mente a Jesús. Nuestro Señor dijo que El mismo era la Verdad, y cuando abrimos la puerta de nuestro corazón a El, hacemos posible que se manifiesten las dulces revelaciones que sólo su presencia puede traernos.

Así que voy a ser sumamente franco. Algunas veces tal vez llegaré a ser franco en una forma dolorosa. No puedo exponer mi corazón a través deestas páginas y hacer de otra manera; pues nunca antes en mi ministerio de escritor he estado tan conmovido en lo más profundo de mi ser como ahora. Esta gloriosa y maravillosa verdad ha inundado mi alma, hasta el punto de que me ha elevado en espíritu a las puertas del mundo de la gloria. Le ruego a Dios con fe, que antes que usted termine de leer estos capítulos, usted también vea las puertas de lagracia completamente abiertas, y que sus pies caminen por los senderos de la fe, hacia el lugar donde se encontrará con su Salvador en el huerto de la oración que recibe respuesta.

No me presento como dogmático, con manto de infalibilidad; tampoco quiero blandir la pluma del sarcasmo mojada en la tinta de la crítica. Más bien me presento como un agradecido hijo de Dios, a quien el EspírituSanto ha estado dando luz sobre este tema, que en el pasado se ha mirado a través de un espejo, oscuramente. Pero ahora, por el amor del Dador de "toda buena dádiva y todo don perfecto", me ha venido un entendimiento, de todos modos en parte, sobre el significado real y genuino de aquella hermosa fe de la cual Jesús no sólo habló, sino que imparte a los hombres.

Esta iluminación ha contestado...
tracking img