La guerra mundial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (395 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 6 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al principio sólo fueron pesadillas pero luego se
convirtió en el inicio de algo. Tiempo después del incidente
Claudio hizo amistad con un ciego llamado Mateo Recarte, hermano de una
bellajoven llamada María Eugenia, cuya belleza era admirada por todo
el pueblo de Capurro. Mateo, le abrió los ojos frente a una realidad
que conocía, pero que no veía; aquéllas largas, pero dinámicasreflexiones dejaban a Claudio embriagado de conocimientos.
Pese a la severidad de su trato con Elenita y Claudio,
rápidamente se ganó el respeto y cariño de ambos. El viudo
sentía ganas de volvera vivir, de salir de aquella casa que tanto le
recordaba a Aurora, por lo que decidió dejar Capurro y marchar hacia
Punta Carretas. Claudio se vio obligado a dejar a sus amigos y
travesurasinfantiles, e irse a vivir a una casa bastante grande, que
estaba al costado de una cárcel. Antes de irse de Capurro, Claudio
visitó el Club de Lito y el Parque de Capurro, el cual no había
visitadodesde los tiempos en que encontraron el cadáver de Dandy. El viaje de Claudio sería su primero en avión. Al abordar al avión
cae en un profundo sueño en el que veía la mano de Rita en su hombro,ésta lo acosó hasta tal punto de provocarle una erección. Después se
oyó la voz del comandante quien anunciaba que el vuelo tardaría tres
horas y diez minutos para llagar a Mitlán, Claudio sealteró al oír que
el avión no se dirigía a Quito, miró por la ventana y se dio cuenta que
el avión iba en espiral tal como Rita le había descrito la muerte en el
bar, el día en que se encontró conella. Después vio un espejo en
frente de él en donde se reflejaba a mano de Rita y al no soportar la
imagen rompió el espejo con la frente y miró al otro lado y vio a
Mariana, imagen con la que sesintió cómodo y dijo: “Mariana y punto”.
Luego despertó cuando alguien tocó su hombro y escuchó la voz del
comandante decir que llegarían a Quito en cuarenta y cinco minutos; le
pregunto por...
tracking img