La Hybris Del Punto Cero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2868 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Santiago Castro-Gómez La hybris del punto cero: ciencia, raza e ilustración en la Nueva Granada (1750-1816)
Editorial Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, 2005. Pp. 345.

Lina Rocio Medina M.

Pontificia Universidad Javeriana (Colombia) lina-medina@javeriana.edu.co

La teoría postcolonial surge como una corriente de pensamiento crítica inspirada en la idea, hasta cierto punto obvia,de que los esquemas de categorías que se manejan hasta hoy en las ciencias sociales son productos humanos orientados por intereses humanos. De esta idea se desprende que las ciencias sociales, más que continuar recavando nuevas evidencias, deben reflexionar sobre las condiciones de la producción de los discursos y sobre la posición de quien los enuncia. Tal como afirma Dispey Charabarty, una delas voces más autorizadas de esta orientación teórica, el estudio de las categorías universales de las ciencias humanas surgidas en el siglo XVIII es, por definición, parte de la agenda de la perspectiva postcolonial que, a partir de una crítica genealógica de dichas categorías, intenta develar el carácter colonial del pensamiento ilustrado (Charabarty, 2000:5). El libro de Santiago Castrotitulado la Hibrys del punto cero se ubica justamente en esta línea de pensamiento y se constituye en una de las primeras aproximaciones empíricas al tema desde esta perspectiva teórica. Entender por qué las élites criollas del siglo XVIII realizaron una traducción in situ de la ciencia ilustrada, con independencia de los condicionamientos espaciales que suponía la calidad de colonia española delterritorio neogranadino, es la pregunta que guía la investigación del autor. Castro señala, a manera de hipótesis, que los pensadores neogranadinos son responsables de haber traducido y enunciado el discurso del pensamiento ilustrado sin tener en cuenta las particularidades étnicas y culturales de su lugar de enunciación y atribuye este proceder a la pretensión que tenían los criollos de ser limpios desangre. El autor concluye que al enunciar el discurso ilustrado y el de la limpieza de sangre como una unidad, los criollos intentaban posicionarse como un grupo dominante frente a los grupos de mestizos, negros e indígenas.
universitas humanística no.62 julio-diciembre de 2006 pp: 447-453 bogotá - colombia issn 0120-4807

Lina Rocio Medina M. - «La hybris del punto cero: ciencia, raza eilustración en la Nueva Granada (1750-1816)i»

Santiago Castro da inicio al libro con un primer capítulo en el que expone los principios teóricos de la investigación. Señala que las ciencias humanas del siglo XVIII, encarnadas principalmente por Hume, Kant y Smith, construyeron un discurso en el que los pueblos colonizados por Europa aparecían en la escala más baja del desarrollo y sus ideas comoparte del pasado remoto de la ciencia, al mismo tiempo que erigían la economía de mercado, las instituciones políticas y la ciencia ilustrada como el estadio más avanzado del desarrollo de la humanidad. Aclara que aunque Edward Said trazó adecuadamente la relación existente entre ilustración, colonialismo y ciencias humanas, en su trabajo titulado Orientalismo, el análisis de esta relación desdeAmérica Latina introduce un aporte fundamental a la perspectiva poscolonial, en la medida en que las colonias más grandes e importantes de Europa fueron las colonias occidentales. Sin embargo, quizá lo más importante de estas primeras precisiones teóricas es el compromiso que el autor establece con las tesis de Walter Miñolo, Enrique Dussel y Aníbal Quijano y, especialmente, con la idea de que elimaginario de blancura es el primer imaginario geocultural del sistemamundo, imaginario a partir de cual se legitima la división étnica del trabajo, así como la transferencia de capital y materias primas a nivel global. Los siguientes tres capítulos conforman el núcleo central del trabajo. En el segundo capítulo, Santiago Castro argumenta que los «cuadros de castas» surgidos en el siglo XVIII...
tracking img