La isla del tesoro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 281 (70002 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 28 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LIBROdot. co m
Robert L. Stevenson

LA ISLA DEL TESORO
Indice Parte Primera: EL VIEJO PIRATA Cap. 1. Y el viejo marino llegó a la posada del «Almirante Benbow» Cap. 2. La aparición de «Perronegro» Cap. 3. La Marca Negra Cap. 4. El cofre Cap. 5. La muerte del ciego Cap- 6. Los papeles del capitán Parte Segunda: EL COCINERO DE A BORDO Cap. 7. Mi viaje a Bristol Cap. 8. A la taberna «ElCatalejo» Cap. 9. Las municiones Cap. 10. La travesía Cap. 11. Lo que escuché desde el barril de manzanas Cap. 12. Consejo de guerra Parte Tercera: MI AVENTURA EN LA ISLA Cap. 13. Así empezó mi aventura en la isla Cap.14. El primer revés Cap. 15. El hombre de la isla Parte Cuarta: LA EMPALIZADA Cap. 16.Cómo abandonamos el barco Cap. 17. El último viaje del chinchorro Cap. 18. Cómo terminó nuestro primer dúde lucha Cap. 19. La guarnición de la empalizada . Cap. 20. La embajada de Silver Cap. 21. Al ataque Parte Quinta: M I AVENTURA EN LA MAR Cap. 22. Así empezó mi aventura en la mar Cap. 23. A la deriva Cap. 24. La travesía en el coraclo Cap. 25. Cómo arrié la bandera negra Cap. 26. Israel Hands Cap. 27. ¡Doblones!. Parte Sexta: EL CAPITAN SILVER Cap. 28. En el campamento enemigo Cap. 29. La MarcaNegra, de nuevo Cap 30 Bajo palabra Cap. 31. La busca del tesoro: la señal de Flint Cap. 32. La busca del tesoro: la voz entre los drboles Cap. 33. La caída de un jefe Cap. 34. El fin de todo

Para S.L. 0., un caballero americano, de acuerdo con cuyo clásico gusto ha sido imaginada la narración que sigue, y al que ahora, agradeciéndole tantas horas deliciosas,

Comment: Samuel Lloyd Osbourne. y con los mejores deseos, dedica estas páginas su afectuoso amigo, EL AUTOR Para el comprador indeciso Si los cuentos que narran los marinos, Hablando de temporales y aventuras, de sus amores y sus odios, De barcos, islas, perdidos Robinsones Y bucaneros y enterrados tesoros, Y todas las viejas historias, contadas una vez más De la misma forma que siempre se contaron, Encantan todavía, comohicieron conmigo, A los sensatos jóvenes de hoy: -¿Qué más pedir? Pero si ya no fuera así, Si tan graves jóvenes hubieran perdido La maravilla del viejo gusto Por ir con Kingston o con el valiente Ballantyne, O con Cooper y atravesar bosques y mares: Bien. ¡Así sea! Pero que yo pueda Dormir el sueño eterno con todos mis piratas Junto a la tumba donde se pudran ellos y sus sueños.

Comment: Autoresde muy populares novelas de aventuras. Comment: James Fenimore Cooper.

PARTE PRIMERA EL VIEJO PIRATA Capítulo 1 Y el viejo marino llegó a la posada del «Almirante Benbow» El squire Trelawney, el doctor Livesey y algunos otros caballeros me han indicado que ponga por escrito todo lo referente a la Isla del Tesoro, sin omitir detalle, aunque sin mencionar la posi ción de la isla, ya que todavíaen ella quedan riquezas enterradas; y por ello tomo mi pluma en este año de gracia de 17... y mi memoria se remonta al tiempo en que mi padre era dueño de la hostería «Almirante Benbow», y el viejo curtido navegante, con su rostro cruzado por un sablazo, buscó cobijo para nuestro techo.
Comment: No hay una equivalencia en castellano; sería «principal hacendado» porque tiene características depoder, y como un primer peldaño de nobleza, por su carácter hereditario.

Lo recuerdo como si fuera ayer, meciéndose como un navío llegó a la puerta de la posada, y tras él arrastraba, en una especie de angarillas, su cofre marino; era un viejo recio, macizo, alto, con el color de bronce viejo que los océanos dejan en la piel; su coleta embreada le caía sobre los hombros de una casaca que habíasido azul; tenía las manos agrietadas y llenas de cicatrices, con uñas negras y rotas; y el sablazo que cruzaba su mejilla era como un cos turón de siniestra blancura. Lo veo otra vez, mirando la ensenada y masticando un silbido; de pronto empezó a cantar aquella antigua canción marinera que después tan a menudo le escucharía: «Quince hombres en el cofre del muerto... ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡Y una...
tracking img