La literatura femenina en el sistema patriarcal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2092 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad del Valle
Facultad de Humanidades
Licenciatura en literatura
Shirley Boya Hinestroza
0533793

La mujer es una disidente perpetua con respecto al
consenso social y político; es exiliada de la esfera del poder
y por ello es siempre singular, dividida, diabólica,
una bruja… La mujer está aquí para agitar y trastornar,
desinflar los valores masculinos, y no para abrazarlos.Julia Kristeva

LA ESCRITURA FEMENINA EN EL
SISTEMA PATRIARCAL

Un día común y corriente estaba leyendo un libro acerca del papel tan importante que ha tenido la mujer en el mundo, y me llamó mucho la atención un comentario que surgía, se decía que hubo una época o más bien un momento nebuloso –si así le podemos decir- llamada la “edad dorada” donde existió un matriarcado perdido en lanoche de los tiempos. ¿Pueden creerlo? En este mundo tan machista hubo una organización social en la que las mujeres poseían la autoridad familiar y política. Qué bien por ello. Pero bueno, no vamos a profundizar en ese tema, vamos hablar un poco, como lo dice el titulo, de la escritura femenina en el sistema patriarcal.
Todos y todas somos conscientes que la mujer lastimosamente en el transcursode la vida, ha sido víctima a favor del orden patriarcal que impera en el mundo desde eras ancestrales. Resulta que toda mujer que a juicio patriarcal, traspasara las barreras de lo permitido desde una perspectiva religiosa, social, ideológica, cultural o sexual, era tildada de bruja o prostituta, y se hacia así acreedora a la acción violenta de fatales poderes reales, de bestiales inquisiciones.Como todo sistema de poder, el patriarcado ha generado cantidades de injusticias que se ha extendido sobre los individuos de una sociedad, e incluyo también a aquellos hombres que han sido educados de una forma opresiva que de una u otra forma desencadena en ellos profundas tensiones y conflictos. La mujer, entonces, se viene convirtiendo en ese chivo expiatorio que es obligado a pagar con su vidael problema del otro, siendo sometida a la dominación fatal y absoluta de lo masculino en su versión más extremada y violenta.
Si nos ponemos a pensar un poco, pareciese que la mujer no se podía ni siquiera refugiar en la religión ya que ésta era una de las primeras en lanzarle la piedra. La tildaban como la Eva tentadora culpable de que Adán desobedeciera a Dios, convirtiéndose así en laprimera generadora de la llegada del famoso pecado original.
Existen dos frases populares que dicen así; “No hay mal que por bien no venga” y “Todas las cosas nos ayudan para bien”. Creo que si no fuera sido por esa opresión tan funesta que vivían aquellas mujeres en ese entonces, no hubieran nacido esas grandes escritoras como lo fue Charlotte Smith, que introducía en sus ficciones góticas unfuerte énfasis socio político y una denuncia abierta de las arbitrariedades creadas por la sociedad patriarcal y es que la admirable autora escribía con conocimiento de causa, pues gran parte de su existencia se vio amargada por su matrimonio con un hombre pendenciero y cruel que le hizo la vida imposible.
Ann Radcliffe, apodada como la gran hechicera, fue sin duda una figura clave dentro de laficción del siglo XVIII, experta en el manejo del arte del misterio, siguiendo con la ideología de sus antecesoras, enfrentada esencialmente con los “cánones” masculinos de su época, su ideología era de índole conservadora y tradicional en lo que concierne a los aspectos temáticos.
Mary Shelley, quien fue la creadora de la novela gótica Frankenstein, no solo constituyendo la culminación de estatendencia en la etapa clásica, sino que además supone la primera narración de ciencia-ficción como tal de la historia de la literatura universal. Es más, fue la configuradora de un mito único en la historia, pues no se trataba de una imagen tomada del folclore, ni en su generación intervino elemento alguno de carácter divino o femenino.
Sophia Lee, que con sus escritos ponía de manifiesto la...
tracking img