La madeja rota

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1399 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MADEJA ROTA

25 de Mayo de 2011

El tema de mayor actualidad en nuestro país es hoy la inseguridad, en tanto que la incertidumbre y la psicosis generalizada son el corolario que denota a una sociedad sometida, azotada en los últimos años por el flagelo de la criminalidad y la violencia. Es por ello que se ha generalizado una serie de reclamos diversos en todo el país en un afán desesperadopor encontrar ya, no sólo sus causas, sino la solución definitiva que ponga fin a este conteo de muertes interminables. Esta última expresión de exigencia la ha protagonizado el poeta Javier Sicilia en la marcha de Cuernavaca a la Ciudad de México el día 7 de mayo, y en la que, de acuerdo con sus organizadores, asistieron un total de 200 mil personas de 29 estados de la república.
Lacriminalidad desbordada se solaza hoy lo mismo entre las bandas delincuenciales que entre las distintas corporaciones policiales, sumando solamente en el régimen de Felipe Calderón un total de 40 mil asesinatos. Esta ola de terror arrasa también y a su paso, con quien le queda enfrente (hombres, mujeres, niños y ancianos) y el desánimo y la desesperación han cundido ya en esta sociedad, que ve condesconfianza, e incluso con indiferencia las acciones gubernamentales y las tibias promesas de solución que ofrecen, desde el Presidente de la República, hasta sus más modestos funcionarios, encargados de poner orden a este caos incontenible. La exigencia del retiro de García Luna de la Secretaría de Seguridad Pública fue unánime, pero la respuesta de Calderón a esta exigencia fue el silencio, mientras queeste personaje continúa hoy despachando al frente de la Secretaría de Seguridad Pública
Las voces de los dolientes (como el conteo de muertos) se multiplican en todo el territorio nacional, lo mismo que en otras ciudades del mundo, mientras el ejecutivo federal se revuelve en su silla presidencial ante este hecho incontrolado, tratando de mantener una firmeza que sólo existe en su imaginación,mientras que por sus venas corren igualmente la desesperación y la impotencia. Clamar por la paz y la unidad ha sido su mejor respuesta ante la exigencia de poner fin a la criminalidad en su sexenio: "México necesita una sociedad unida ante el clamor de paz, ante el odio y la falta de sentido humano de la delincuencia” Pero el común de la gente, lo mismo que muchos analistas (nacionales yextranjeros), no interpretan este sentir del Presidente (a la luz de sus magras explicaciones) como la actitud más congruente ni adecuada ante las necesidades que plantea el devenir de estos trágicos acontecimientos, ni mucho menos, con lo que se supone ostenta, dada la calidad de su alta investidura.
La gobernabilidad y el desarrollo del país se han visto interrumpidos irremisiblemente por esta ola decriminalidad y de violencia inconmovibles que han trastocado ya los cimientos, de por sí endebles, de esta sociedad que hace décadas está harta, hasta la saciedad, de tanta pobreza e injusticia.
Y el futuro resulta entonces bastante incierto, porque resulta que si bien, la criminalidad y la violencia son hoy las fuerzas contrarias que cimbran a nuestra sociedad, detrás y delante de ellas seencuentran, desde siempre, otras igualmente devastadoras: la corrupción, el caciquismo, la acumulación de riqueza en manos de unos cuantos (generalmente extranjeros, quienes a través de varias generaciones han adoptado nuestra nacionalidad), agotamiento de los recursos naturales, e injerencia y abuso de los Estados Unidos de Norteamérica –principalmente- en nuestras determinaciones (aunqueregularmente apoyado por sectores de mexicanos antipatriotas que han logrado penetrar al Estado y hacer de éste su instrumento de poder e ilícito enriquecimiento) Y es entonces, cuando en medio de toda esta madeja de hechos delictuosos, uno empieza a observar ciertos nexos perversos de unidad entre cabos (grupos) aparentemente sueltos e inocuos y que a primera vista se nos presentan inadvertidos,...
tracking img