La migracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1674 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 30 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La migra: ser indocumentado en Estados Unidos
Por: Mónica Rhor / Agencia AP
Estados Unidos persigue a sus inmigrantes ilegales hasta en los más recónditos lugares de su extenso territorio, todo esto enmarcado en un período de desaceleración de la economía del gigante del norte. Crónica de una constante persecución por la reportera Mónica Rhor.

Foto: Agencia AP
Una sensación de desasosiegodomina este pueblo del noreste de Iowa, cuyas colinas muestran un vivaz contraste de graneros rojos, casas de madera blancas y plantaciones de maíz aradas de forma casi arquitectónica.

Esa inquietud era palpable en el centro de Postville, tres cuadras que incluyen restaurantes que sirven tamales, la tienda de ropa El Vaquero, un mercado de comida kosher y una licorería.
Irma Rucal se sentíanerviosa el lunes siguiente al Día de la Madre, cuando esta inmigrante guatemalteca trabajaba su turno normal en Agriprocessors, la empacadora de carne kosher más grande del mundo y la principal fuente de empleos de Postville. Poco después de las 10 de la mañana, alguien gritó: "¡La Migra! ¡Sálvese quien pueda!".
El grueso de los 900 trabajadores, en su mayoría mexicanos y guatemaltecos, saliócorriendo, escapándose de los agentes de inmigración en lo que fue la redada más grande jamás hecha en un sitio de trabajo en busca de indocumentados.
Afuera de la planta, el alcalde de Postville, Robert Penrod, a quien se informó de la operación poco antes de que se pusiese en marcha, observaba atónito la llegada de helicópteros, autobuses, camionetas y personal del servicio de inmigración.
"Diosmío, tenemos un problema serio", pensó Pernod, maldiciendo para sus adentros.
A pocas cuadras, la iglesia católica Santa Brígida se llenó de esposas e hijos de trabajadores detenidos, todos presas del pánico. Se instalaron en los bancos de madera y rezaron frente a un altar decorado con la Virgen de Guadalupe, santa patrona de México.
Desde hace años, si no décadas, estas familias mexicanas yguatemaltecas se sienten como en casa en Postville, un pueblo que recibió a luteranos alemanes y noruegos, así como católicos irlandeses hace más de 150 años y en tiempos recientes se llenó de hispanos que forman familias, compran casas y abren negocios.
Igual que los judíos jasídicos que vinieron en 1987 y abrieron la empacadora, y los europeos occidentales que empleó inicialmente esa planta, losguatemaltecos y mexicanos fueron ganando presencia hasta que se llegó a un nuevo equilibrio cultural.
Con el tiempo, pasaron a ser parte integral del pueblo. Pero ahora se los veía escondiéndose o siendo esposados por agentes de inmigración. Fue como si un tornado hubiese cruzado el pueblo, devorándose las viviendas. Un verdadero desastre. Obra del hombre, pero desastre al fin. Tres meses después dela redada, esa es la visión que tiene la gente de lo sucedido el 12 de mayo.
Se alteraron numerosas vidas. Mucha gente perdió su empleo y su vivienda. Los chicos se separaron de sus padres. Hay comercios a punto de quebrar.
La comunidad se unió para ayudar a las víctimas
En los días que siguieron a la redada, abundaron las donaciones de alimentos, ropa y dinero enviados a Santa Brígida, quepasó a ser santuario para casi 400 inmigrantes, y a la despensa del pueblo. Aparecieron moños rojos, que simbolizaban el apoyo a los detenidos. Un cartel colocado en una vivienda próxima a Agriprocessors dice: "Los inmigrantes son bienvenidos".
"Hay mucha gente que necesita ayuda. No podemos tirarlos a la calle", expresó el alcalde. "Son nuestra familia. Se establecieron aquí, trabajaban aquí,criaban sus familias aquí".
Como todo desastre, provocó reacciones encontradas: malestar con las acciones del gobierno nacional, estupor por las denuncias de que se abusaba de los trabajadores de la planta y, por sobre todo, preocupación. Todo el pueblo parece abrumado por la tensión y la incertidumbre.
El dueño de un almacén mexicano pegado al restaurante Sabor Latino, Juan Figueroa, consideró...
tracking img