La muerte del condor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2880 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“LA MUERTE DEL CONDOR”
José María Vargas Vila.

RESUMEN
Este libro, le canta al héroe liberal Eloy Alfaro (1842-1912), que fue masacrado por una turba asalariada dirigida por Cevallos, jefe de la cochera presidencial, en un acto horrendo. Lo arrastran por las calles de Quito y queman su cadáver en el Ejido. Acusa de autores intelectuales a los ex presidentes Leonidas Plaza, Lizardo García,Emilio Estrada, los encargados Carlos Freire Zaldumbide, Carlos R. Tobar, al clero católico, al arzobispo Federico González Suárez, los dominicos de Quito, al ministro de Gobierno Octavio Díaz, al ministro de Guerra, general Juan Francisco Navarro, al cuñado de Plaza, Juan Manuel Lazo, y a otros que traicionaron a Alfaro.
Eloy Alfaro, Hombre Símbolo; el más alto y más genuino representante, deltipo heroico, más reflexivo, más puro, y más completo, Alfaro, fue el Guerrero-Apóstol; la encarnación del Héroe Idealista, en su más prodigiosa y noble realización; sólo tres Hombres Significativos, tres encarnaciones de pueblos, han surgido en América, después de Bolívar: Benito Juárez, José Martí y, Eloy Alfaro; Ojos de halcón; audaces y voraces, cambiantes, como el oleaje de una mar enequinoccio; pequeño el cuerpo, erecto y vigoroso, de talla napoleónica, con algo de felino en los movimientos, y mucho de marcial en la apostura; hombros altos, de raza militar, alzados como en un gesto de desdén, ante todas las cosas de la Vida; el pecho fuerte, combado hacia adelante.
Durante treinta años, el había sido el alma indomable de Libertad, contra la Tiranía; él había sido la humanizacióntangible, de esa palabra misteriosa y sin límites: la Revolución; la Vida de Alfaro, fue eso, y nada más que eso, la condensación de un Sueño Heroico; el Amor de la Libertad, fue inspirado por él.
Le ofrendó sus riquezas, sacrificándole la cuantiosa fortuna, que fue su patrimonio; amado, le sacrificó su amor, cambiando las ternuras del hogar, por las rudas asperidades del combate;
Era unrompedor de cadenas, no un forjador de yugos;
Ecuador, el pueblo libre y glorioso, ese pueblo, formado por el esfuerzo de Alfaro, de Peralta, de Moncayo, de Felicísimo López, de los Andrades, los Conchas, los Alfares, Luciano Coral, y todos los reformadores, los fundadores, los propulsores liberales, alzará de nuevo las banderas ultrajadas de la Civilización, y colocará en el Capitolio Nacional laestatua de la Libertad, encima de las cenizas de los Héroes.
Crear un Pueblo; formar un Pueblo, tal fue la tarea encomendada por el Destino, a Eloy Alfaro, y a sus compañeros vencedoras;
el héroe creó un pueblo, Rentas, Ejército, Instrucción Pública, Correos, Telégrafos, Caminos de Hierro, Navegación- a Vapor, Crédito Extranjero, Política, y Diplomacia, todo les tocó crearlo, todoreglamentarlo, sobre la dispersión de aquella Tribu Papal, vencida por su esfuerzo; ¿que no se llegó a un rompimiento, definitivo y violento, con la Curia Romana, y a la total repudiación de todo elemento religioso en las esferas del Estado? ¿que la Instrucción, laica, gratuita, y obligatoria, no se hizo efectiva, y no se puso al sacerdote a la puerta de los establecimientos de enseñanza, con su alforjallena de dogmas y de mentiras? culpa no fué eso, de Alfaro, de Peralta, de Moncayo, de López, de Venegas, de Concha, de Coral, del círculo de doctrinarios intelectuales, empeñados en demoler con una mano, y edificar con la otra;
Si la victoria, no fue completa, culpa fue de esa levadura, que la Curia Romana, mantenía, en el fondo del Partido Liberal, para criticar toda evolución definitiva, oponersea todo hecho trascendental, y extender sus manos llenas de dádivas, entre la reacción y el liberalismo, cada vez que éste intentó estrangular a aquélla.
el Ferrocarril, de Guayaquil a Quito, esa gran Epopeya del Trabajo, fue la Obra Magna de Eloy Alfaro, aquella que nada, ni las ingratitudes de los hombres, ni el odio de los chacales, ni la amnesia cobarde de los pueblos,, podrán discutirla,...
tracking img