La muerte del legislador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10549 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 26 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MUERTE DEL LEGISLADOR

1

Fernando DE TRAZEGNIES GRANDA

La naissance du lecteur doit se payer de la 2 mort de l'Auteur. Roland BARTHES El autor debería morirse después de haber escrito su obra. Para allanarle el camino al 3 texto. Umberto ECO SUMARIO: I. Introducción. II. La interpretación: Punto de partida de una reflexión teórica sobre el derecho. III. La interpretación como ilusión.IV. La respuesta iusnaturalista. V. La respuesta positiva. VI. Semiosis limitada. VII. El derecho como creación permanente. VIII. Derecho y conflicto. IX. Inexistencia del derecho. X. El orden y el desorden. XI. Ética y racionalidad libertaria. XII. El derecho como arte.XIII. Conclusiones. I. INTRODUCCIÓN Quiero agradecer muy vivamente a los miembros de la Academia Peruana de Derecho por habermeinvitado a formar parte de tan selecto grupo de juristas. Y quiero agradecer muy especialmente a Max Arias Schreiber, mi maestro y mi amigo, por haber tenido la gentileza de presentarme en términos tan elogiosos que no reconozco en ellos a mi persona sino a su generoso afecto. Con Max Arias Schreiber me une una antigua y muy grata amistad. Fue con un maestro tan ilustre que inicié mis primerospasos profesionales por el camino de la abogacía. Y ahora tengo el honor de que sea también él quien me introduzca en este selecto cenáculo. Considero que la invitación que se me ha hecho de pertenecer a esta Academia, es un altísimo y absolutamente inmerecido honor, que recibo con modestia. Integrar la Academia como Miembro de Número puede ser visto como una culminación, como el alcanzar una cima.Pero en un país de cordilleras, sabemos que toda cima nos muestra otra cima más alta detrás; y que cuando hemos llegado a una cumbre, desde su altura podemos avizorar otras cumbres más altas en nuestro camino, que nos esperan delante como retos. Quiero, pues, asumir esta incorporación no como una meta sino como un impulso para seguir más lejos. Y es por ello que las reflexiones que me gustaríaproponer hoy, no pretenden ser de ninguna manera el punto de llegada de mi indagación personal sobre el derecho, el arribo a puerto seguro del pensamiento, sino más bien un plan de arriesgados viajes intelectuales futuros, un croquis del camino que me queda por emprender, un mero programa de trabajo que espero desarrollar en los años siguientes. Debo adelantar que quisiera en esta forma contribuir auna elucidación de la naturaleza del derecho desde una perspectiva heterodoxa. Heterodoxa porque la ortodoxia en la filosofía del derecho lleva a un cierto maniqueísmo que identifica dos posiciones contrarias, exclusivas y excluyentes entre sí: el iusnaturalismo y el positivismo. Y cada una de estas actitudes polares es considerada como el bien y la verdad por sus respectivos partidarios, mientrasque la contraria es calificada de mal y de error. A mí me gustaría aproximarme al derecho desde más allá del bien y del mal, como diría Nietzsche; desde más allá de las verdades y de los errores establecidos, desde más allá del iusnaturalismo y del positivismo.

II. LA INTERPRETACIÓN: PUNTO DE PARTIDA DE UNA REFLEXIÓN TEÓRICA SOBRE EL DERECHO Esta heterodoxia me lleva a comenzar no por losvalores (como la haría un iusnaturalista) ni por el 4 sistema formal de normas vigentes (como lo haría un positivista), sino por la interpretación. He señalado ya que me niego a asumir a priori cualquiera de las corrientes clásicas de la filosofía del derecho; pero quizá debería decir que rechazo en general comenzar el estudio del derecho por la filosofía. Si la perspectiva filosófica es una"reflexión" -es decir, una indagación de segundo nivel sobre un objeto- debemos comenzar por el objeto: el punto de partida debe ser la experiencia misma del derecho, el fenómeno jurídico en su complejidad. Un principio epistemológico que parece obvio y que, sin embargo, muchas veces no se observa, es que hay que iniciar por el comienzo. Nietzche lo dijo con una claridad inigualable: "La tarea: ¡ver las...
tracking img