La muerte del superhombre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1038 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 22 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La muerte del superhombre
Análisis argumentativo de Crimen y Castigo – Por Jorge Álvarez

El universo en el que se desenvuelve la historia de Crimen y Castigo de Dostoyevsky es, sin duda, de aquellos que gozan de las más insondables profundidades del pensamiento filosófico, emocional, psicológico y literario.
Al comenzar este ensayo, debo exponer antes que todo el por qué del cuestionamientoque dirige todo el texto y que, en grandes rasgos, pone de manifiesto las intenciones del autor del libro.

La identidad del protagonista
Raskolnikov es un muchacho universitario que comete un asesinato: mata a una vieja usurera. Las razones del homicidio radican en la identidad del personaje, que presenta una enmarañada trama de búsquedas e ideales que lo forjan como persona única eirrepetible.
En Raskolnikov se reconoce, ante todo, misántropo. Su repudio a la humanidad se manifiesta en cada momento de la novela, su actuar va constantemente atacando la forma que los humanos se desenvuelven como sociedad. En un momento dado del libro, también es un misógino: el odio hacia la presencia femenina se refleja en el homicidio propiamente tal y su convivir sin su familia, madre y hermana.Dentro de esta identidad se esboza a un hombre claramente existencialista; la razón de su vivir es la pregunta que hace de su vida un continuo pensamiento. El por qué de la existencia son sus mayores tópicos, y por tanto, no cree en Dios. Su vida se realiza con respecto a lo que hace, no por voluntades divinas ni paradigmas sociales. Por tanto, también genera en sí a un superhombre, como lodenomina Nietzsche: aquel que crea sus propias reglas morales, sin depender de lo que dicen o piensan los demás. Él sabe que es lo que es bueno y lo que es malo, lo realmente benéfico nace del poder de su voluntad.
El superhombre es el sentido de la tierra. Que vuestra voluntad diga: sea el superhombre el sentido de la tierra. ¡Yo os conjuro, hermanos míos, a que permanezcáis fieles al sentidode la tierra y no prestéis fe a los que os hablan de esperanzas ultraterrenas! 1

Por tanto, el superhombre de Raskolnikov es individualista por excelencia y no se deja llevar por la multitud, nuevamente su misantropía de deja sentir.
Es el turno de la conciencia
Al seguir leyendo, dos damos cuenta que pasado el tiempo del crimen, la personalidad de Raskolnikov se ve envuelta en undiscernimiento, en donde el rol más importante lo juega la conciencia. El remordimiento por el asesinato va menoscabando cada vez más la fortaleza con la que se mostró en un principio el protagonista, su identidad existencialista lo hará preguntarse día tras día si debía revelar el secreto o no.
Por tanto, la conciencia exige de un castigo que tranquilice el cuestionamiento: la expiación del crimen es laúnica forma de dejar tranquilo el pensamiento del homicida.
El criminal, en su forma de actuar y pensar, siempre va a exigir de alguna forma de redención que el entregue seguridades y certezas, nuevas esperanzas que den un impulso para renovar la vida, un nuevo sentido que busca la salida del problema.
Por ello, la conciencia juega un rol importante a la hora de preguntarse si el criminal está enbúsquedas de cambio o si sus intenciones no han sido alteradas ni en el más mínimo detalle. La conciencia revelará que, al fin y al cabo, la contención sólo ayudará a revelar la verdad a su debido tiempo, en su momento más oportuno.
Ante tanto planteamiento podemos llegar a dos conclusiones: primero, que el castigo que exige la conciencia por el crimen es el mismo remordimiento y cuestionamiento quegenera la segunda por la primera y segundo, y la más importante, que al fin y al cabo las reglas morales que se había formado el protagonista fueron derribadas por él mismo.

¿Existe entonces el superhombre?
Las predonaciones de Nietzsche han quedado inválidas ante el actuar de Raskolnikov. Supuestamente el superhombre debía aprobar el bien como todo lo que nacía de su voluntad; pero...
tracking img