La mujer y la musica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2884 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 2 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD ARCIS
ESCUELA DE TRABAJO SOCIAL
CATEDRA: GENERO
PROFESORA: ANGIE MENDOZA
ALUMNO: CRISTIAN ORTIZ CÁCERES

“ENSAYO”
IDENTIDAD DE GÉNERO Y EL APORTE DE LA MUJER EN EL CAMPO DE LA MÚSICA

Santiago de Chile, Julio del 2010.

Nuestra sociedad ha experimentado cambios en las más diversas esferas, gracias a movilizaciones, las voluntades políticas, el creciente número deinvestigaciones, pero por sobre todo debido a la reflexión en variadas concepciones que nos construyen y predeterminan en un sinfín de tareas, el aporte de las ciencias sociales para dichos efectos han sido fundamental. En tal sentido quiero aquí proponer una reflexión que surge por medio de mi inquietud y de la visualización, que levanta los mantos de la ignorancia, y me permite ver y sentir, diferencias yexpresiones que han estado en mi entorno, y que por diversos motivos propios de mi cultura, en determinado momentos estaban y se encontraban invisivilizados. Uno de estos lastres que llevaba empalada a mi espalda era mi propia construcción der ser “hombrecito” y por ende de mis relaciones intrapersonales con la llamada “mujercita”.
Desde el inicio de mi humanidad tuve en mi entorno laposibilidad de relacionarme y aprender en el contexto de una familia “nuclear” donde las principales tareas de educación eran llevadas por mi madre. Ella siempre omnipresente y aportándome juicios, prejuicios y roles en el entorno de mi hogar, recuerdo así con gran fuerza, el momento en que me asigno la tarea del lavado de loza después de los almuerzos, hasta ese momento una tarea para nada cuestionadapor mi ser, todo lo contrario naturalizada y normalizada en mi cognición. Creo que sin lugar a dudas la intención de mi madre respondía a una historicidad en el contexto histórico de los años 50 en nuestro país, y como la mujer poco a poco comenzaba a reflexionar sobre sí misma, acá vale rescatar el aporte logrado por mi abuela, una de las primeras trabajadoras sociales de la unidad popular,cuando por los años 60’ ya realizaba labores de promoción popular junto algunos insignes como Arturo Urbina y Víctor Jara, y que debido a su rol como trabajadora, debió conscientemente dividir las tareas del hogar entre todos y todas las integrantes de su familia, ya que de ninguna manera iba dejar de aportar al gran cambio que ya se estaban proponiendo en el arcoíris del Chile socialista, y sin querereduco a sus hijos e hijas dentro de la integración y equitatividad de roles al interior del hogar, todo esto –debo mencionar- con el aporte de mi abuelo.
Mi estimada abuela en definitiva ya tomaba conciencia de un cambio profundo en las formas de relacionarse con los hombres de aquella época, es decir la reflexión acerca de la presencia de la mujer en la vida social, debido a la crecientemovilización de las propias mujeres en pos de la visibilización de la situación de discriminación que vivían (y que aún viven). Así mi señora abuela ya tenía consciencia de los movimientos feministas en la Europa, donde conquistaban piano a piano espacios dentro de la sociedad, y a propósito de los cambios ocurridos en la división sexual del trabajo, en la estructura social y en la cultura, lo que leposibilita – al mujer- el ingreso al ámbito académico, en tal sentido, con la conciencia de que la educación era la única vía para que sus hijas e hijos pudieran surgir en una sociedad patriarcal como la chilena. El cordón umbilical por lo tanto llego hasta mi generación en este eslabón familiar que me permito confesar con gran orgullo.
Comienza en mi consciencia una reflexión importante sobreeste devenir de las mujeres y los hombres en este mundo, por lo tanto mis interrogantes comenzaron a ser encaminadas hasta llegar a conceptos como identidad, cultura, género, poder, etnocentrismo, etc.
Otra herencia de la que fui sujeto, fue la pasión por la música, descubriendo en mi, elementos de alta sensibilidad, en relación a los otros “hombrecitos”. Este momento para mí fue decidor, en mi...
tracking img