La nausea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1409 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA NAUSEA

La nausea es una novela de Jean Paul Sartre en la que expone y reflexiona a través de su personaje principal Antoine Roquentin el verdadero significado de la existencia humana y el sentido de la vida.

Antoine Roquentin comienza narrando su vida al mismo tiempo que la plasma en un diario, en donde escribe sus impresiones cotidianas sobre este mundo absurdo, monótono e insulso.Antoine Roquentin, era un hombre de aproximadamente 35 años, soltero, que viajaba mucho y vivía de las rentas. Roquentin estaba realizando una investigación acerca de la vida del Marques de Rollebon, un aristócrata del siglo XVIII, motivo por el cual se había mudado de Paris a Bouville ya que ahí se encontraba una biblioteca con la mas completa información de este personaje.

Se hospedabaen el Rendez-vous des Cheminots, donde vivía solo, no hablaba con nadie, no tenia amistades, siendo la única persona con quien se relacionaba Francoise, la patrona de su posada, con quien solamente mantenía contacto sexual o físico; pues el estaba solo y ella necesitaba un hombre con quien pasar la noche.
Roquentin pasaba sus días en la biblioteca de Bouville, donde preparaba su investigaciónacerca de Rollebon. Ahí conoció al autodidacto un hombre solitario, que gustaba de leer los libros de la famosa biblioteca. Hasta cierto punto fue con este con quien mantuvo una cierta amistad.

Después de salir de la biblioteca, a Roquentin le gustaba salir a caminar por los parques, las calles de Bouville o ir a tomarse una taza de café en el Café Mably, donde se ponía a reflexionar sobre suexistencia y el sentido de la vida, así mismo le gustaba analizar a las personas que entraban a ese lugar, a los mismo dueños o a las personas que ahí trabajaban. Analizaba cada parte, actitud de ellos tratando de encontrar el sentido de su existencia, su repulsión hacia la vanidad con la que se manejan y la hipocresía con la mantenían una sonrisa en su cara.

Roquentin había viajado mucho, y aunasí al responder al autodidacto cuando este le pregunto si en sus viajes había tenido muchas aventuras, se quedo pensando en si realmente habían sido aventuras o si simplemente eran acontecimientos, historias, incidentes. Si vivió mintiéndose todos estos años, si cada vez que hacia algo lo hacia con el afán de que su vida adquiriera una cualidad rara y preciosa; pues no se necesitaban exactamentecircunstancias extraordinarias para señalarla como una aventura; su vida llevaba cierto rigor, planeaba de cierto modo lo que sucedería cada vez que se disponía a aventurarse, dejando una sensación de aventura desvanecida.
Antoine no encontraba sentido a la vida, a la existencia, ¿porque existía?, en donde había quedado ese amor por la vida, ahora solo existía esa repulsión que le causaba laNausea.
El interés por su trabajo lo había separado de Anny, su gran amor, a quien no veía en cuatro años.

Un martes, mientras bajaba la escalera, la patrona le llamó, había una carta para el; era de Anny, en ella le anunciaba su paso por Paris, dentro de unos días; quería que fuera a verla, necesitaba verlo.
Antoine estaba deseoso de verla pues a pesar de la distancia se mantenía una relación deafecto entre ambos, esperando inconscientemente, encontrar en ella la salvación a sus náuseas.

Mientras contaba los días para ver a su amor Anny, Roquentin iba perdiendo el interés por realizar la biografía de Rollebon, “¿Cómo yo, que no he tenido fuerzas para retener mi propio pasado, puedo esperar que salvaré el de otro?”, ya no podía escribir mas, no podía dejar de pensar en cosas delpasado, lo único que quería era terminar su libro. Antoine se dio cuenta entonces que ya no existía por él, si no por el Marqués de Rollebon; por el comía, por el respiraba, cada uno de sus movimientos tenían sentido afuera, allí, justo frente a el. Él era solo un medio que hacia vivir al Marqués y nada mas, él era su razón de vivir y en el se escudaba para librarse de si mismo. Es ahí cuando se da...
tracking img