La nena del tarro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7490 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA NENA DEL TARRO

Cap. 1
El despertador sonó. Puse mi pie derecho en el piso y di el primer paso del día. Tenía mi cerebro todavía en "off" y aún así mi cuerpo, automático, caminaba hacia la ducha. La encendí y me metí. Sabía que hoy tocaba shampoo, con los ojos cerrados estiré la mano para alcanzarlo, sabía perfectamente donde estaba.
 
Efectivamente lo alcancé y con un ágil movimiento delpulgar traté de abrirlo, como lo hago habitualmente. Esta vez no lo logré. La tapa era diferente, este no era el de siempre, abrí un ojo y traté de enfocar. Efectivamente este no era el shampoo con algas estampadas en la etiqueta que solía echarme. En su lugar una enigmática mujer estaba tratando de seducirme, me estaba guiñando el ojo.
 
Con la otra mano me quité el agua de los ojos y descubrícon total sorpresa que además tenía la sonrisa más amplia y sincera que había visto en mucho tiempo. De hecho en lo último que me fijé fue en su pelo y la verdad no me importó, toda ella era bella en conjunto.
 
Abrí la tapa y dispuse un poco de shampoo en mi mano. Luego lo dejé en su lugar y comencé a esparcirlo por mi cabeza. Al voltear de nuevo noté que ella aún me miraba y me guiñaba elojo. Parecía burlándose de mi, parecía como si nunca hubiera visto a alguien rociar de su producto en la cabeza.
 
En un comienzo me enojé un poco, pero luego me di cuenta que ella no se burlaba de mi, solo trataba de ser mi cómplice. Estaba siendo coqueta, cómplice y seductora. Entonces le sonreí y le guiñe el ojo también.
 
Lo difícil vino luego cuando tomé el jabón. Lo esparcí por mis brazos ypor mi pecho, luego hombros y espalda. Era el momento de enjabonarme allí. Justo allí. Cuando el jabón estuvo a punto de hacer contacto con mí bajo vientre alcé la mirada y allí estaba ella, mirándome, sonriendo y guiñándome el ojo. Entonces le hablé, le dije: Ah!, ¿no lo sabias? A todos se nos pone chiquito por la mañana, es normal, así que por favor deja de burlarte.
 
Entonces estiré mi manoy giré el tarro de shampoo para que ella no me viera. Lo logre. Ahora solo una serie de letreros que enseñaban la distribución por todo Latinoamérica del shampoo, me podían ver enjabonándome el pipí, regreso mi privacidad, aunque la verdad no sería por mucho tiempo. Jamás me imaginé que en menos de dos horas, la mujer del tarro de shampoo saltaría de la etiqueta para terminar metida en mi vidareal. En ese momento comencé a pensar que quizás estaba loco. Solo un poco, pero al fin de cuentas loco.
 

Cap. 2

Todavía con el pelo húmedo por mi copiosa sesión de "spa", espiché el botón del ascensor para que viniera por mi y me ayudara a bajar los 20 pisos que separan mi casa del mundo real, de la fría calle.
Al llegar noté que hacía poco el ascensor había dejado en tierra a un hombre deunos 45 años que probablemente lucía traje y corbata, con un acucioso peinado en donde ni un solo pelo se salía de su molde. Quizás lucia un corte con partido del lado derecho. Lo supe por el cargado olor a Old Spice que quedaba en el cerrado espacio, además había una leve fragancia adicional, gel para después de afeitar. Sin embargo mi reacción inmediata fue de desaprobación por la mezcla deolores, la cual exterioricé con un rotundo y contundente: "¡Fo!".
La verdad es que vivo dentro de una marcada, exagerada y deliciosa heterosexualidad, que me impide disfrutar del olor de otros hombres, eso no va conmigo. Además, el olor de la Old Spice me recuerda más a mi abuelo paterno que a un intrépido y audaz joven, que es lo que en realidad quisiera ser. Esto me perturba porque un ascensor esuna caja de situaciones. Él sube y baja durante las 24 horas del día recogiendo mucho más que gente en cada piso, también conversaciones, angustias, olores, huellas digitales, adn, todo tipo de pruebas que disfrutaría muchísimo Gil Grissom para su laboratorio. Así pues, si en el piso diez se sube un obeso sujeto que comió burritos con malteada durante toda la noche mientras veía fútbol europeo,...
tracking img