La prensa satírica en el gobierno de sebastián lerdo de tejeda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1086 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La prensa satírica en el Gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada.

Los enfrentamientos por el poder político entre los grupos encabezados por
Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz se verificarían en dos escenarios paralelos, totalmente diferentes pero igual de importantes : los campos de batallas y las páginas de los periódicos. Estamos conscientes que esta declaración corre el peligro deparecer un pleonasmo, si consideramos que los rotativos eran auténticos campos donde se libraban feroces batallas utilizando las armas del ingenio, la creatividad, la palabra y la imagen para
atacar al contrincante.

Emergidos de las filas del liberalismo, aunque personajes como Lerdo de Tejada y Díaz, compartían un origen ideológico común, disentían en los matices de sus proyectos de nación yrivalizaban en sus aspiraciones políticas. En el juego de intereses entablado entre quienes contendían por el usufructo del poder, el recurso del humor fue una alternativa muy
socorrida para debilitar la figura de los oponentes. El uso del humor funcionó como instrumento de presión política y como un orientador de la opinión pública. Las publicaciones satíricas fueron un elemento fundamental en laconstrucción de imágenes y de imaginarios colectivos.
En la contienda electoral de 1867 por vez primera se disputaron la presidencia las tres figuras más importantes de la vida política mexicana de la época : Benito Juárez, Lerdo de Tejada y Díaz. El mismo combate se repetiría en 1871. En ambas ocasiones Juárez se adjudicaría el triunfo. Su muerte, ocurrida en 1872, modificaría el panorama dela vida
pública. Lerdo y Díaz se sentirían con méritos suficientes para ocupar la silla presidencial, pero sería el primero quién asumiría el cargo. Cuando en 1875 empezaron a traslucirse ciertas intenciones reeleccionistas de Lerdo de Tejada, Díaz y sus correligionarios se aprestaron a la batalla.

En ese marco la radicalización de las posturas entre Lerdo y Díaz y sus
respectivosseguidores, dividió a la prensa en dos grupos totalmente polarizados. Publicaciones como, por mencionar algunas de las más significativas, El Tecolote, La Ley del Embudo o La Carabina de Ambrosio defendieron la causa de Lerdo, en tanto otras como El Ahuizote, El Cascabel o El Padre Cobos, procuraban el cuidado de la campaña de Díaz.

Inmersos en el universo de la comicidad, queremos penetrar en elentramado de la prensa satírica, dirigiendo nuestro interés al estudio de dos periódicos que se enfrentaron abiertamente durante algunos meses del conflictivo año de 1876, por el bando tuxtepecano : El Padre Cobos, y defendiendo al gobierno constitucional : La Carabina de Ambrosio. Básicamente, esta propuesta pretende estudiar el problema de la disputa política desde la
perspectiva del humor, teniendocomo referente fundamental a la prensa. Este acercamiento nos permitirá recuperar los discursos y contra-discursos de la época, esto es, los del oficialismo y los de la oposición, en torno al problema de la reelección.

Los periódicos satíricos, en el pasado como en el presente,
independientemente de la causa que defiendan o la bandera que enarbolen, exponen las fisuras del orden públicoporque su objetivo central es poner énfasis en los errores, en aquello que consideran que está mal, aquello en donde fallan los gobernantes, en las promesas incumplidas, las traiciones ideológicas, los manejos turbios y casi todo lo que provocaba malestar popular.

1876 el periódico El Cascabel sumó sus esfuerzos al de El Ahuizote, que venía arando el terreno de la causa contra el gobierno deLerdo desde 1874, y a El Padre Cobos que hacía lo propio desde 1873 –y que ya en 1871 también había dado batalla al propio Benito Juárez al oponerse a su reelección.
Con la finalidad de combatir la mala imagen que esas publicaciones creaban de su gobierno, a finales de 1875, Lerdo subvencionó, entre otros, un periódico satírico que, con el nombre de La Carabina de Ambrosio, se encargó de...
tracking img