La profecias mayas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4892 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS 7 PROFECÍAS MAYAS

Las profecías mayas tienen su origen en una reunión de los ancianos de los pueblos del mundo maya quiché, alrededor del año 900, en la sierra de los Cuchumatanes, al oeste de Guatemala. Se trata de una reunión iniciática, en la que nada se escribe, sino que todo se transmite de boca a oídos, y queda registrado en la tradición oral, y desde luego en la iniciación. Nunca seescribieron en piedra, sino que se fueron transmitiendo de generación en generación, y algunos libros como el Chilam Balam, recogen parte del saber velado que estas previsiones encierran, y que por un largo tiempo, no debían darse a conocer públicamente, tal como todo conocimiento iniciático auténtico. Es decir, “hasta que los tiempos fueran maduros, y los oídos estuvieran preparados paraescuchar”. No es sino hasta después de que, misteriosamente los mayas desaparecieran de la escena histórica en el año 830 de nuestra era, que esta reunión tiene lugar, para establecer los lineamientos que habrían de seguirse y sobre todo, para rescatar ese conocimiento iniciático, que durante años, quedó vedado a la conciencia de las personas. Debemos tener muy claro que los mayas eran excelentesmatemáticos, astrónomos y astrólogos, y por ende, grandes observadores de los cielos. Y es en esas observaciones y sobre todo, en su ciencia tan exacta, que se basan estas profecías. Evidentemente hay una componente de conocimiento extrahumano en ellas, que hoy podría catalogarse como “canalizado” o “inspirado”. Pero en su mayor parte, estas sentencias son resultado del simple análisis de los hechos ydevenires que los mayas entendieron perfectamente en el comportamiento humano de todos los tiempos, y que sabían que un día se repetiría. Pero intensificado por el influjo de los astros, que como es perfectamente sabido, determinan en mucho las condiciones de las cosas, como bien lo sabe la Astrología. No olvidemos que los mayas eran profundamente mísiticos, religiosos y nunca olvidaron su parteespiritual, en equilibrio con su parte física y anímica.

-1-

En la cumbre de su civilización, los Mayas utilizaron más de 17 calendarios y podemos decir que –en cuanto a desarrollo mental–, ningún otro pueblo en la Tierra se acercó siquiera a la sofisticación del tiempo y la matemática que ellos lograron. La civilización Maya se localizó en América Central, desde lo que hoy llamamos Guatemala,hasta la península de Yucatán. La civilización Maya desarrolló la matemática del 20 y con ella fueron capaces de hacer cálculos astronómicos y calendáricos fantásticos. En algunos sitios Mayas encontramos lo que parece ser un registro de fechas que se remonta, en el pasado, a 400 millones de años, o incluso tan atrás como 25 billones de años. Esto es un gran rompecabezas para los arqueólogos ycientíficos occidentales. Cuando los Españoles arribaron a México y a Yucatán en los comienzos del siglo XVI, los Tolteca-Maya estaban aún floreciendo, la mayoría de ellos en el área de Yucatán, aunque algunos también en las zonas altas de Guatemala. Fue el obispo de Landa quien presentó la primera información de lo que había aprendido del conocimiento Maya del tiempo: esto fue el Tzolkin oCalendario Sagrado. Fue de Landa quien codificó lo que más tarde, el investigador José Arguelles llamaría la “Matriz 13:20”. José Argüelles, siguiendo los consejos del indígena norteamericano Tony Shearer, da a conocer mucho de este conocimiento, alrededor de 1970, gracias a la vinculación que Shearer le da con el calendario maya Tzolkin. En el lenguaje Maya, Tzolkin significa «cuenta de los días»: Tzol=cuenta y Kin= día. Tony Shearer era un estudioso de la tradición nativa americana, de las profecías y también del Calendario Sagrado Maya. Había publicado dos libros: El Señor del Amanecer y En Nombre de la Luna y Bajo el Sol, donde se refería profusamente al calendario Maya. Un conocimiento que, junto a las profecías, muy probablemente le habría transmitido la curandera oaxaqueña María Sabina...
tracking img