La resurreccion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1635 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La interpretación de Noth se basa en la analogía de las anfictionías griegas, ligas sacras de tribus o ciudades en torno a un santuario central (am f i-ktyono, vivir alrededor), y cuya obligación primordial era la manutención del culto en el mismo, con fiestas periódicas y sobre todo con la fiesta anual en que se reunían y deliberaban los representantes de cada tribu. Un dato digno de tenerse encuenta es la curiosa coincidencia del número 12 o seis de los miembros componentes de las anfictionías griegas. Sistemas similares son también conocidos entre los etruscos. Tito Livio (1,8,3) habla de una federación de duodecim populi, con un santuario central dedicado a la diosa Voltumna. Según Noth, las tribus de 1. se constituirían en anfictionía en el pacto de Siquem (v) (los 24). El puntocentral de la estipulación sería la aceptación de Yahwéh como Dios de la anfictionía. En el fondo, lo realizado en Siquem no sería más que una ampliación de una anfictionía más primitiva formada por el grupo de los hijos de Lía y centrada en torno al culto de unos dioses distintos de Yahwéh (de ahí vendría el carácter unitario de los hijos de Lía). Responsable del cambio radical operado en laanfictionía sería la «casa de losé», emigrada de Egipto y portadora principal de la revelación del Sinaí. Esto supondría que el grupo de las tribus de Lía y probablemente las restantes estarían ya asentadas en Canaán, cuando penetra la casa de José y ocupa la parte central de tierra prometida. «Israel» sería el nombre propio de la anfictionía. Pero toáo esto son sólo reconstrucciones muy hipotéticas.La interpretación anfictiónica del sistema israelí de las 12 tribus encuentra ciertas dificultades. Por una parte, la coordinación que supone toda anfictionía se compágina difícilmente con el estado anárquico prevalente en el periodo de los jueces, periodo, por otra parte, el más adecuado para el estudio de las tribus de I. No disponían de ningún organismo permanente, como es el caso de lasanfictionías; sólo en raras ocasiones las tribus se unen para enfrentarse a un peligro común. Además, en ningún momento puede mostrarse la existencia de un santuario central, pieza clave en toda anfictionía; ni en el Sinaí (v.) ni en Siquem (v.) aparece estipulación alguna sobre el santuario, lo cual significa que era algo secundario. Las tribus encuentran su unidad y9 su ligazón en la conciencia de unahistoria salvífica común. El proceso de unificación lo resume lrwin del siguiente modo: «Las tribus que habían participado en el Sinaí penetran en Canaán por la fuerza. Los éxitos iniciales logrados en sus campañas militares convencieron a las tribus establecidas anteriormente en el país del valor de la religión yahwista, que aquéllas importaban consigo. El resultado fue una convención en Guilgal(v.). Guilgal se convirtió para estas tribus en un centro de vida litúrgica en torno a la fiesta de la Pascua. En un estadio posterior, cuando las tribus habían ya penetrado la zona montañosa central, se estipula una nueva alianza en Siquem con las tribus todavía no integradas en la liga. Ha sido probablemente en Siquem donde se constituyó la liga de las 12 tribus y sin duda que se habráinstituido una fiesta para conmemorar el evento que bien pudiera ser la fiesta de los Tabernáculos».

Organización y gobierno de las tribus. Las tribus árabes conocen una triple articulación: familia, clan y tribu. Similar es la organización de las tribus de Israel. La casa paterna (en hebreo bét'ab) corresponde a la familia, que comprende no sólo padres e hijos, sino incluso 'las familias de los hijos.Un grupo de familias forman el clan (mispahah); el clan habita regularmente el mismo lugar; en cualquier caso se reúne con motivo de la celebración de fiestas religiosas comunes (1 Sam 20,6, 29). El clan adquiere de modo especial la obligación de la venganza (v.) de la sangre; suministra en tiempo de guerra un contingente evaluado en mil hombres, al mando de un jefe; dirigen el clan los jefes...
tracking img