La segunda vuelta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1517 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SEGUNDA VUELTA EN ELECCIONES PRESIDENCIALES
(Una reflexión inicial)

Resultados y legitimidad.

Aunque el tema surgió durante anteriores procesos de reforma electoral, después de la elección presidencial de 2000 cobró fuerza debido a que el entonces candidato ganador había obtenido menos del 43% de los votos emitidos. Sin embargo, el tema quedó rebasado por la significación que en aquellaelección tuvo la primera alternancia en el Poder Ejecutivo después de más de siete décadas de predominio de un mismo partido.

El tema de la conveniencia de avanzar hacia una fórmula de dos vueltas en la elección presidencial mexicana ha sido avivado además por recientes declaraciones del actual Titular del Poder Ejecutivo Federal, quien en una entrevista otorgada a un medio de prensa delextranjero se refirió al asunto e hizo una sugerencia puntual al respecto.

Desde la perspectiva presidencial, compartida por algunos analistas y teóricos, la segunda vuelta serviría para dar “más legitimidad” al ganador. Conviene, sin embargo, hacer una primera observación a la asociación lineal entre porcentaje obtenido y “legitimidad”: se trata, a nuestro juicio, de una falsa asociación, pues lalegitimidad del presidente electo no deriva ni exclusiva ni principalmente del porcentaje de votos obtenido, ni en México ni en otras democracias.

Para ilustrar con un ejemplo, recordemos que en 1988 al presidente electo en los comicios de aquél año el Colegio Electoral le asignó más del 50% del total de votos válidos, pero los señalamientos y pruebas de que ese resultado era producto delfraude electoral le restó legitimidad.

Podemos constatar entonces que las condiciones de la elección pueden llegar a ser, y de hecho así ocurre en casi todos los casos, más importantes, para fines de legitimidad, que el porcentaje finalmente obtenido por el candidato ganador. Así lo acabamos de comprobar en otras experiencias recientes, como el caso de Italia y Alemania, casos en los que el partido-o coalición- ganador estuvo por debajo del 50% de los votos totales y a muy poca distancia de su más fuerte competidor, sin que al final se haya reclamado o proclamado “falta de legitimidad” del jefe de gobierno o primer ministro designado en el Parlamento. En Costa Rica, para mencionar un ejemplo más cercano, aún con segunda vuelta, la diferencia entre el candidato presidencial ganador y elsegundo lugar fue de menos de un punto porcentual.

Una segunda observación es que resulta cuestionable atribuir la supuesta debilidad del presidente Vicente Fox al resultado que obtuvo en las urnas el 2 de julio de 2000 (42% de los votos). Una reflexión, así sea superficial, de las condiciones en que ha ejercido su mandato nos indican que sus problemas –o debilidad- han provenido del hecho decarecer, en ambas Cámaras, de mayoría absoluta, situación agudizada por el mayor fraccionamiento que se traduce en tres grupos parlamentarios más equilibrados en número, así como por la presencia de cuatro grupos en el Senado y seis en la Cámara de Diputados.

Aunque la pérdida de mayoría absoluta en la Cámara de Diputados inicia en 1997, la mayoría absoluta del PRI en el Senado durante todo elmandato del ex presidente Ernesto Zedillo, aunado a otros factores de naturaleza política, atenuó el efecto de esa nueva situación.

Aceptando, sin conceder, la tesis de que la legitimidad/fortaleza del Titular del Poder Ejecutivo se acrecienta al asegurar, por la vía de la segunda vuelta, que el candidato ganador obtenga mayoría absoluta de votos, lo que es incuestionable es que ello deja sinresolver el delicado asunto de la ausencia de mayoría absoluta en las cámaras del Congreso de la Unión o incluso, en otra hipótesis, la posibilidad de que un partido obtenga esa mayoría absoluta –en una o las dos cámaras-, agudizando así la situación de “gobierno dividido” en que México ha vivido desde 1997 y que se habrá de prolongar, por lo menos, hasta 2012.

La única fórmula asequible para...
tracking img