La transparencia del mal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4629 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia Contemporánea Segundo semestre, 2010 Profesor: Erich Bohme

Jean Baudrillard, La Transparencia del Mal. Ensayo sobre los fenómenos extremos, Barcelona, Anagrama, 1990. INTRODUCCIÓN: DESPUÉS DE LA ORGÍA
Si fuera preciso caracterizar el estado actual de las cosas, diría que se trata del posterior a la orgía. La orgía es todo el memento explosivo de la modernidad, el de la liberación entodos los campos. Liberación política liberación sexual. Aberración de las fuerzas productivas. Aberración de las fuerzas destructivas, Aberración de la mujer, del niño, de las pulsiones inconscientes, Aberración del arte. Asunción de todos los modelos de representación de todos los modelos de antirrepresentación. Ha habido una orgía total, de lo real, de lo racional, de lo sexual, de la crítica yde la anticrítica, del crecimiento y de la crisis de crecimiento. Hemos recorrido todos los caminos de la producción y de la superproducción virtual de objetos, de signos, de mensajes, de ideologías, de placeres. Hoy todo está liberado, las cartas están echadas y nos reencontramos colectivamente ante la pregunta crucial: ¿QUE HACER DESPUÉS DE LA ORGIA? Ya sólo podemos simular la orgía y laAberración, fingir que seguimos acelerando en el mismo sentido, pero en realidad aceleramos en el vacío, porque todas las finalidades de la Aberración quedan ya detrás de nosotros y lo que nos persigue y obsesiona es la anticipación de todos los resultados, la disponibilidad de todos los signos, de todas las formas, de todos los deseos. ¿Que hacer entonces? Es el estado de simulación, aquel en que sólopodemos reestrenar todos los libretos porque ya han sido representados —real o virtualmente. Es el estado de la Utopía rechazada, de todas las Utopías realizadas, en el que paradójicamente hay que seguir viviendo como si no lo hubieran sido. Pero ya que lo son, y ya que no podemos mantener la esperanza de realizarlas, solo nos resta, hiperrealizarlas en una simulación indefinida. Vivimos en lareproducción indefinida de ideales, de fantasías, de imágenes, de sueños que ahora quedan a nuestras espaldas y que, sin embargo, tenemos que reproducir en una especie de indiferencia fatal. En el fondo, la resolución se ha producido en todas partes, aunque de ninguna forma como se esperaba. En todas partes lo que ha sido liberado lo ha sido para pasar a la circulación pura para ponerse en órbita.Con cierta perspectiva, podemos decir que la culminación ineluctable de toda liberación es fomentar y alimentar las redes. Las cosas liberadas están entregadas a la conmutación incesante y, por consiguiente, a la indeterminación creciente y al principio de incertidumbre. Nada (ni siquiera Dios) desaparece ya por su final o por su muerte, sino por su proliferación, contaminación, saturación ytransparencia, extenuación y exterminación, por una epidemia de simulación, transferencia ala existencia secundaria de la simulación. Ya no un modo fatal de desaparición, sino un modo fractal de dispersión. Ya nada se refleja realmente, ni en el espejo ni en el abismo (que solo es el desdoblamiento al infinito de conciencia). La lógica de la dispersión viral de las redes ya no es la del valor, ni, portanto, de la equivalencia. Ya no hay revolución, sino una circunvolución, una involución del valor. A la vez una compulsión centrípeta y una excentricidad de todos los sistemas, una metástasis interna, una autovirulencia febril que les lleva a estallar mas allá de sus propios limites, a trascender

1

su propia lógica, no en la pura tautología sino en un incremento de potencia, en unapotencialización fantástica donde interpretan su propia pérdida. Todas estas peripecias nos remiten al destino del valor. Tiempo atrás, en un oscuro proyecto de clasificación, yo hacia invocado una trilogía del valor. Una fase natural del valor de uso, una fase mercantil del valor de cambio, una fase estructural del valor-signo. Una ley natural, una ley mercantil, una ley estructural del valor. Esta...
tracking img