La vejez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (795 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por Rev. Julio Ruiz. La verdad de las técnicas modernas para darle una nueva apariencia a cada rostro, es que inconscientemente no queremos llegar a la  edad cuando la piel comience a mostrar suslíneas de expresión; término conocido en el argot popular como arrugas. De modo, pues, que la gente trata de revertir el proceso  de envejecimiento.
Así, los que van descubriendo flacidez en su pielcomienzan a hacerse cirugías plásticas faciales, mientras que otros optan por el método de ponerse inyecciones con el fin de mantener la frescura de la juventud. Pero la verdad no puede ser tapada. Labatalla por conservar nuestra apariencia juvenil está perdida. El proceso de desgaste de nuestro cuerpo nos  revela que hay tres etapas para cada vida: la niñez, la juventud y la vejez. De manera que enlugar de perder el tiempo y el dinero en lo inevitable, deberíamos dedicarnos a cultivar aquellas cualidades internas que son las que si permanecen y las que mejor hablan de nuestro rostro interno.Esto lo escribimos para reflexionar sobre lo que escribió Myron Taylor, cuando dijo: "El tiempo puede arrugar la piel, pero la preocupación, el odio y la pérdida de ideales arrugan el alma".
 
En elproverbio de hoy nos topamos con una sabiduría que debiera ser atendida por todos: “La gloria de los jóvenes es su fuerza, y la hermosura de los ancianos es su vejez” (Proverbios 20:29). Note ustedque mientras a los jóvenes se les enaltece por su fuerza, la ancianidad es alabada porque en ella brota otro tipo de belleza. Es obvio que la “hermosura” a la que el sabio hace mención no es la quecorresponde a la física, propia de la niñez y la juventud.  Pero lo que él si quiere decirnos es que cada época, cada episodio de la vida, tiene su propio primor. Si tomamos el ejemplo de la naturalezapodemos decir que una es la hermosura del árbol en sí, otra la de la flor, y la otra la del fruto. De igual manera la ancianidad tiene su propia estética llena de surcos de trabajo y de un caudal de...
tracking img