La vida de job

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (604 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Job era un hombre justo. Temía a Dios y todo lo hacía de acuerdo a la voluntad del Señor. Dios lo bendijo abundantemente. Tenía siete hijos y tres hijas. Sus tierrasocupaban una vasta extensión,llenas de ganados, ovejas y camellos. Sus hijos disfrutaban la vida y cada día uno de ellos daba un banquete en su casa e invitaba a todos sus hermanos. Después de que ellos comieran, Job ofrecía unsacrificio a Dios. Lo hacía porque pensaba que uno de sus hijoshabíapecado y maldecido a Dios en su corazón. Quería que Dios los perdonara por sus pecados. Un día, los ángeles fueron donde Dios y Satanásacudió con ellos. Dios habló a Satanás de Job. Le contó que no había un hombre sobre la Tierra tan justo como él. Evitaba el mal, estaba limpio de culpa y temía a Dios.Satanás replicó que Dios habíabendecido a Job en todo y que ésa era la razón de que él temiera que Dios pudiera arrebatarle todas sus riquezas. Lo instó a quitárselo todo, y ver así como, con seguridad, lo maldecía. Dios dijo aSatanás que pusiese a Job a pruebatanto como deseara pero sin poner ni un dedo sobre él. Así, un día, mientras sus hijos e hijas estaban comiendo y bebiendo vino en la casa del hermano mayor, un mensajerovino a Job y le dijo que la casa se había derrumbado y que todos sus hijos estaban muertos. Otro mensajero le contó que todas sus ovejas y ganados habían sido robados. Aun otro mensajero vino acontarle que todas sus cosechas estaban quemadas. Un último mensajero vino a contarle que la tribu vecina había asesinado a sus criados y robado sus camellos. Job oyó esto pero no maldijo a Dios. En lasegunda prueba de Satanás, Job se cubrió de llagas de la cabeza a los pies, pero no pronunció una palabra en contra de Dios. Cuando su mujer lo incitó a maldecir a Dios y morir, le respondió que nohablase como una mujer tonta. Le preguntó si debería aceptar de Dios solamente el bien y no la tribulación. Unos cuantos días después, tres amigos de Job vinieron a su encuentro. Sabían de su pérdida...
tracking img