La vida tiene truco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1147 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Miau es una sátira del Madrid del s XIX. Para Galdós ambientar la novela en la ciudad no es una simple coincidencia. Es el principal artificio narrativo del autor. En esta novela Galdós describe minuciosamente lugares, calles y casas del Madrid decimonónico, concretamente en la zona de Las Comendadoras. Esta precisión a la hora de dibujar los escenarios permite identificar y recorrer todavía hoymuchos de estos lugares que le sirvieron de inspiración. Miau, una novela centrada en la figura de un funcionario desempleado, Don Ramón Villamil, en la época en que alternaba el poder entre Cánovas del Castillo y Sagasta.

La casa en la que se inspiró Galdós para ubicar el domicilio familiar, “estaba en la calle de Quiñones, frente a la cárcel de mujeres”, en concreto en el primer piso delnúmero 3. Toda esta zona, que se ha convertido en un barrio residencial, conserva su estructura tal y como lo contempló Galdós.

La residencia que el escritor canario eligió para sus personajes estaba emplazada muy cerca de la iglesia-convento de las Salesas Nuevas, que se levanta en la calle San Bernardo, nº 72, a la que la familia acudía a rezar el rosario. Enfrente de este edificio se encuentrala iglesia de Montserrat, lugar en el que Luisito juega con su amigo Silvestre Murillo, hijo del Sacristán.. Desde la iglesia, tras la cancela del coro, cuenta Galdós que se oía a cientos de presas rezar. En aquellos años ya se encontraba en el templo el Cristo de Cuero, una escultura realizada en piel de vaca y con pelo humano, réplica del que se encuentra en la catedral de Burgos.
Galdós cuentaen Miau que Luisito sufría unos desmayos en los que se le aparecía Dios en forma de un ciego pobre. Tanto preocupaban al niño el murmullo de las presas como la figura tenebrosa, que intentaba no caer en uno de sus desmayos porque temía que, en vez del apacible ciego, cobrara vida el Cristo de Cuero.

Otro escenario en el que Pérez Galdós sitúa muchos episodios de su novela es la plaza de lasComendadoras, al final de la calle Quiñones. A ella bajaban las madres con sus hijos y Luisito con su abuela. La plaza se cierra con edificios restaurados y el convento e iglesia de las Comendadoras de la Orden de Santiago (siglo XVII), donde Víctor Cadalso se cita con su cuñada para proponerle que se fugue con él.
Antaño toda esta zona eran huertas y cultivos. En este lugar también se ubica elemblemático edificio del Cuartel del Conde Duque.
Galdós relata que don Ramón Villamil, ante las penas que pasa su familia, escribe cartas “al jefe del personal, al señor de Pez, a Sánchez Botín y a todos los que puedan sacarme de esta situación”. De esta forma, Luisito, convertido en mensajero, recorre las céntricas calles de Madrid, como la calle del Pez, muy bulliciosa en la época de Galdós.Entre las calles que recorría Luisito figura la calle de los Reyes, donde, en el número 5, todavía se encuentra en pie la casa en la que Galdós se inspiró para ubicar la vivienda de Quintina, hermana de Víctor Cadalso. Ella, que tiene una situación bastante acomodada gracias a un negocio de productos religiosos, se hará cargo del niño para sacarle de la miseria.
Muy cerca de este lugar, en la callePuebla, se encuentra el convento de las Mercedarias de Juan de Alarcón. En el camino hacia este edificio, en la misma vía, aparece la iglesia de San Antonio de los Alemanes, una joya del patrimonio artístico de Madrid, que fue hospital portugués en el siglo XVII. Su valor reside en los frescos recién restaurados que decoran paredes y techo, este último obra cumbre de Juan Carreño.
“Luisito alentrar en la calle de la Puebla iba tan fatigado que para recobrar las fuerzas se sentó en el escalón de una de las tres puertas con rejas que tiene en dicha calle el convento de Don Juan de Alarcón. Lo mismo fue sentarse sobre la fría piedra que sentirse acometido de un profundo sueño, no desconocido para el muchacho”. Así relata Galdós la primera visión del niño, en un convento ahora convertido...
tracking img