Las aventuras de ulises

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4300 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las aventuras de Ulises (de la Odisea)
 
Diez años anduvo Ulises por el mar después de la guerra de Troya. Cuando regresaba, ilusionado por llegar a Itaca, su patria, Poseidón, el dios del mar y de las aguas, los sorprendió a él y a sus hombres en medio del océano y les envió una tempestad tan terrible que todas las naves fueron hechas pedazos. Los hombres no tuvieron más remedio que lanzarseal mar y tratar de sobrevivir a como diera lugar. Este era el castigo del dios de las aguas para vengar el ultraje que le habían hecho los hombres de Ulises a Casandra, sacerdotisa consagrada a su servicio, en el templo de Artemisa (Diana) cuando habían desembarcado en una isla para reparar las naves.
Ulises ignoraba lo que habían hecho sus soldados, a pesar de ello, otros diez años tuvieron queesperar su esposa Penélope y su hijo Telémaco en la isla de Ítaca su regreso. Veinte años en total: diez de la Guerra de Troya y diez años más a causa de la cólera de Poseidón ya que, cada vez que Ulises se enfilaba rumbo a su hogar, el dios utilizaba a Eolo su compañero dios de los vientos para retrasar, desviar o regresar las naves de Ulises.

Pero comencemos por el principio:

Penélope erauna hermosa mujer, cuando Ulises salió para la guerra de Troya. Aprovechando esa circuns-tancia, todos los varones adultos se dedicaron a cortejarla y se aposentaron en su casa. Y es que así lo dictaban las leyes: cuando el rey se ausentaba, el pueblo podía esperar un tiempo prudente, sin embargo transcurrido éste, la esposa-reina estaba obligada a tomar un nuevo marido para que ejerciera lasfuncio-nes del rey porque las mujeres no podían gobernar y el pueblo no podía estar sin dirección. De manera que el hogar de Penélope se llenó de pretendientes, que eran ejecutivos importantes de unos reinos vecinos que deseaban ocupar el trono dejado por el ausente Ulises. Lo peor del caso es que no los podían echar porque la hospitalidad en Grecia era cosa seria. Y estos hombres no cesaban dedecirle a Penélope, con el fin de que se decidiera por uno de ellos, que Ulises había muerto pues ya habían pasado diez años después de la guerra y él no regresaba.
Sin embargo, Penélope sospechaba que su marido estaba vivo. En sus sueños, de manera recurrente, aparecían animales y cosas que, en conjunto, -según las pitonisas- ofrecían un significado muy claro: Ulises estaba vivo. Así que para dartiempo a que regresara y para no dar motivo de sospecha, optó por decir a los pretendientes que no los podía atender hasta que no acabara de tejer una mortaja o manto muy laborioso de hacer para su suegro, el padre de Ulises, Laertes. Que tal vez al terminarlo escogería un nuevo esposo. Y así se la pasaba todo el día, tejiendo, para que la vieran, pero por la noche a escondidas, desbarataba lo quehabía tejido, y al otro día volvía a empezar.
Ahora volvamos con Ulises:
Apenas habían salido las naves de Ulises de Troya para tomar el camino de regreso a su patria tierra, Itaca, y todavía se veía en el horizonte el humo negro de las casas incendiadas de la ciudad destruida, cuando una fuerte borrasca provocó que el mar se agitara de forma tan violenta que la tripulación se vio en seriopeligro para controlar las naves.
Nueve días luchando con las olas, con el viento, con la oscura neblina; nueve días a la deriva hasta que lograron llegar trabajosamente a las costas de una isla extraña. Mucho tiempo después sabrían que se trataba del país de Libia. Era una isla de hombres tristes y pacíficos: la isla de los lotófagos o comedores de lotos. Los lotos eran unas matas grandes de saborexquisito pero que causaban un efecto terrible el que comiera su flor: se perdía el deseo de volver a casa y se olvidaba todo lo que había pasado. Los hombres tristes les hicieron comer flores de loto a los amigos de Ulises que habían desembarcado y ya no quisieron volver cuando Ulises los llamó. No los podía dejar ahí. Eran hombres que arriesgado su vida en Troya, más que amigos, los consideraba...
tracking img