Las mujeres de la historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (772 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS MUJERES DE LA HISTORIA
Las mujeres del ayer y hoy, es un tema muy discutido por el hecho de comparar cómo eran educadas en las épocas prehispánicas y cómo son educadas en la época actual. Laeducación de los antiguos era una de las bases muy importantes en su vida, formaba parte importante de su cultura, esto se debía a que las mujeres eran para conservarse, eran para llamarse mujeres purasy dignas para la sociedad.
La forma de educar a las mujeres en la época prehispánica se basaba principalmente en los valores que se inculcaba en casa y gran parte en su religión, principalmente lamujer de ayer por así decirlo, debería llegar virgen al altar, cuidar su pureza para no llegar a pecar.
Las mujeres que han marcado la época prehispánica son las que eran dedicadas a los templos se lesllamaba doncellas, estas que por impulsos a su devoción se dedicaban a esta vida, pero otras más se dedicaban a estas por voluntad de sus padres.
Los padres de las doncellas lo entregaban a lossacerdotes desde los 40 días de nacidas, donde las recibían con una oración, para que cuando cumplieran los 8 años, ellas ya se podían ir al templo, donde eran recibidas por el sumo sacerdote.
Después deque las doncellas se despedían de sus padres y la conducían al templo el tequacuilli, le decía con admirables afectos esta elegante plática.
Muy amada y preciosa niña, siendo cierto que ya los años tehan dado posesión del uso de la razón, cómo es posible que ignores que el señor y gran señor Dios invisible te criaron sólo por que quiso, y por su voluntad naciste para renuevo del mundo. Por estacausa, pues, y para gratificar a Dios, dándole lo mismo que de su libertad recibieron, en el día de tu nacimiento votaron tus padres tu asistencia en este lugar de espinas y de dolores, para que en élestés y vivas, pidiendo al criador de todas las cosas, te de sus bienes, y te comunique de sus bondades.
(SEP, Antología de Pablo Escalante, año 1999, página 46)

Mas que nada los sacerdotes hacían...
tracking img