Las vacas de quiviquinta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2509 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de julio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
Los Coras son una etnia que ha conservado la mayoría de sus tradiciones y costumbres debido al difícil acceso que se tiene a sus comunidades, lo cual facilita que se pueda realizar una comparación entre el cuento “Las vacas de Quiviquinta” que pertenece a el libro El Diosero e Francisco Rojas Gonzales y los siguientes artículos de antropólogos Mexicanos “Los Coras” de MaríaFernanda Tovar de Garibay, perteneciente a el Instituto Nacional Indigenista y “Coras” de Jesús Jáuregui de la Revista Pueblos Indígenas contemporáneos de México, de la comisión nacional para el desarrollo de los pueblos indígenas. El escoger este cuento fue en gran parte debido a que al vivir durante algunos años en Mazatlán que es una ciudad cercana a varias comunidades coras es muy común eltoparse con ellos dentro de la ciudad, se puede apreciar en ellos, que, a pesar de haber emigrado, conservan muchas de sus tradiciones como sus vestimentas, la celebración de sus festividades, etcétera. Muchas veces esto pasa desapercibido para muchos de nosotros, pero lo más sorprendente es que muchos turistas se maravillan al verlos en las calles, pensando que el que estén mendigando en las calleses parte de su cultura.
Finalmente me di cuenta que esta es una oportunidad para poder aprender de esta comunidad.

Inicialmente en el cuento se menciona que se encuentran en la comunidad de Quiviquinta que está pasando por una hambruna
“tenían hambre los hombres, las muje¬res y los niños de Quiviquinta, porque en las trojes se habla agotado el grano, en los zarzos se había consumido elqueso y de los garabatos ya no colgaba ni un pingajo de cecina”
Lo cual concuerda con lo que menciona Jesús Jáuregui diciendo que el cora es esencialmente agricultor y ganadero. En las partes bajas siembran maíz, fríjol y calabaza además de melón, sandía, caña de azúcar, cacahuate, pepino, jícama, chile y jitomate. La actividad más importante es la ganadería. Crían ganado bovino, ovino, caprino,porcino, caballar y mular, así como abejas, gallinas y guajolotes. La generalidad del ganado es corriente o criolla. Lo cual les permita tener queso, granos y cecina.
La hambruna es provocada por las intensas lluvias.
Sí, había hambre en Quiviquinta; las milpas ama¬rillearon antes del jiloteo y el agua hizo charcas en la raíz de las matas; el agua de las nubes y el agua llovida de los ojos enlágrimas.
En donde revisando notamos que se menciona claramente que la precipitación pluvial varía entre los 800 y los 1500 mm anuales, siendo junio el mes más lluvioso. En donde María Fernanda Tovar de Garibay en “Los Coras” no menciona nada al respecto.
Se menciona también que las mujeres son las encargadas de las labores de la alimentación. “En los jacales de los coras se hablaacallado el perpetuo palmoteo de las mujeres; no había ya ob¬jeto, supuesto que al faltar el maíz, faltaba el nixtamal y al faltar el nixtamal, no había masa y sin ésta, pues tampoco tortillas y al no haber tortillas, era que el perpetuo palmoteo de las mujeres se ha¬bla acallado en los jacales de los Coras.”
Jáuregui menciona
La diferencia del trabajo con base en el sexo es notoria en la comunidadcora. Entre las tareas de los varones se encuentran la cacería, la pesca, la tumba y quema de coamil, las mujeres se especializan en labores textiles y de costura, y del trabajo referente a la cocina.
Tovar de Garibay en “Los Coras” no menciona nada al respecto.
Posteriormente se menciona que debido a la escases de alimentos tan importantes como el maíz ahora comen tortillas de cebadaAhora, sobre los comales, se cocían negros dis¬cos de cebada
Lo cual marca una diferencia ya que los coras no cultiva dicho grano.
Se mencionan los deseos del hombre de la casa por partir a conseguir un trabajo para poder sobrevivir.
Mañana me voy p’Acaponeta en busca de tra¬bajo...
—No, Esteban —protestó ella—. ¿Qué haríamos sin ti yo y ella?
—Fuerza es comer, Martina... Sí, mañana me largo...
tracking img